scorecardresearch

La UE dice a Londres que el pacto migratorio acabó con el Brexit

Agencias
-

Bruselas recuerda que el acuerdo firmado tras el 'divorcio' británico no incluye la cooperación para evitar las llegadas ilegales ni para retornar a 'sin papeles' que crucen el Canal de la Mancha

Cientos de personas esperan en la localidad francesa de Calais una oportunidad para cruzar a suelo anglosajón. - Foto: MOHAMMED BADRA

La tensión entre Francia y el Reino Unido por la crisis migratoria en el Canal de la Mancha sigue al alza, con Londres exigiendo el retorno de todos los sin papeles que atraviesen el paso fronterizo al país galo, mientras París reclama a las autoridades de la isla que asuman su responsabilidad. Por eso, la Comisión Europea recordó ayer que el acuerdo que rige las relaciones entre la UE y el Gobierno británico no incluye la cooperación en asilo y retornos de migrantes.

El portavoz de Migración de la CE, Adalbert Jahnz, sostuvo que el pacto firmado tras el Brexit no incluye «medidas de retorno de migrantes». «Sobre cooperación con el Reino Unido, hay cooperación práctica con los guardacostas de Bélgica y Francia para evitar los cruces ilegales en el Canal», señaló, recalcando el apoyo comunitario a la plataforma liderada por París para aumentar la seguridad en la zona.

Mientras, el Gobierno galo reclamó a Londres que abra una vía legal para que los refugiados puedan llegar al país, así como medidas para que los irregulares no puedan trabajar en la economía sumergida.

El ministro del Interior francés, Gérald Darmain, urgió en este sentido al Ejecutivo de Boris Johnson a asumir «su responsabilidad» y se mostró «completamente dispuesto» a dialogar con su homóloga británica, si bien insistió en que debe existir una «relación normal y de igual temperamento» entre las partes.

«Las personas que quieren solicitar asilo en el Reino Unido no tienen otro medio que cruzar el Canal», subrayó, por lo que reclamó a Londres «abrir el acceso legal a la inmigración». 

«No existe una ruta legal para que los inmigrantes vayan al Reino Unido y porque trabajan sin cédula de identidad», aseveró, antes de incidir en que, aunque las autoridades británicas «cambien su legislación», deben «asumir sus responsabilidades». 

Por otro lado, el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, incidió en la necesidad de «fortalecer la cooperación con los británicos» y señaló que «las personas quieren ir al Reino Unido porque hay un modelo económico que favorece el trabajo ilegal», al tiempo que subrayó que estas condiciones facilitan «la esclavitud moderna».