El Zaragoza compara a McFadden con un "microondas"

EFE
-

El entrenador ayudante del Casademont Zaragoza destaca el "brutal" poderío anotador del San Pablo cuando el jugador norteamericano entra en calor

McFadden, en el partido jugado esta semana en Turquía. - Foto: Alberto Rodrigo

El entrenador ayudante del Casademont Zaragoza, Sergio Lamúa, ha analizado al rival de este sábado, el San Pablo Burgos, y ha destacado la figura del estadounidense Thaddus McFadden comparándole como un "microondas" porque en cuanto se calienta es un jugador que anota con mucha facilidad”.
“Tienen un poderío anotador brutal entre McFadden y (el brasileño) Benite. Benite creo que es un jugador quizá un poquito más regular en cuanto a rachas en cuanto a minutos de juego y McFadden es un poco más microondas que en cuanto se calienta es un jugador que anota con mucha facilidad”, ha explicado el técnico este jueves en la rueda de prensa previa al choque.
Ambos jugadores son “muy peligrosos” que, junto a los dos sin olvidarnos de que tienen bases, como Ferrán Bassas con “capacidad de tiro y “juego de ‘pick and roll’”, además de interiores, como (el serbio) Goran Huskic y (el brasileño) Augusto Lima que “pueden rebotear, jugar en el poste bajo y que juegan bien el ‘pick and roll’”.
En definitiva, se trata de “un equipo muy, muy completo que va a poner las cosas muy complicadas, y más aún en la situación que ellos tuvieron el sábado pasado (cayeron derrotados 62-93 en casa ante el Valencia Basket.
Por otro lado, el segundo preparador ha ensalzado la figura en las sombras de Javi Vega, un jugador nacional que conoce bien la Liga LEB y que “trabaja duro” por hacerse un hueco en la Liga Endesa. En este sentido, ha advertido de que este tipo de jugadores que consiguen ese objetivo “no quieren soltarlo y lo dan todo, empujan, son agresivos, ayudan al equipo”.
En el caso de Javi Vega “más todavía” ya que después de cuatro temporadas en Burgos “está muy identificado con el proyecto y nadie le va a negar la calidad que tiene. Es un jugador que abre el campo, que es muy difícil de defender, que juega bien sin balón. Es muy importante para ellos en la rotación ahora mismo después de (el estadounidense) Earl Clark, pero es más importante aún por su identificación con el proyecto y sus características de juego”, ha apostillado.
Por todo ello, en líneas generales, Lamúa ha aplaudido la confección de la plantilla burgalesa, un equipo que “tiene de todo, que puede hacer de todo y que tiene capacidad de anotación en todas las líneas”, motivo por el que ha asegurado que este duelo será “muy duro” y que el cuadro aragonés deberá afrontarlo “desde la mayor ambición para seguir esta dinámica”.
Para este partido, Porfirio Fisac tendrá que esperar para conocer al detalle la lista de jugadores que tendrá disponibles en esta cita. Por el momento, su ayudante Sergio Lamúa ha explicado que la filosofía de juego “seguirá siendo la misma”, aunque puede sufrir variaciones en función del rival y de los integrantes que estén en condiciones en el momento del partido.
“Cambiará en función del rival, cambiará en función de lo que tengamos. No es lo mismo que estén Barreiro y Fran que no estén, la rotación es un poquito más corta y eso nos obligará a hacer algún retoque pero nuestra intención es ser el mismo equipo que hemos sido toda la temporada hasta ahora”, ha añadido.