La Junta ahorra más de 4 millones al refinanciar préstamos

SPC
-

La Consejería ha amortizado tres operaciones tras cubrir las necesidades de endeudamiento

La Consejería de Economía y Hacienda informa hoy en un comunicado que ha refinanciado en 2019 un volumen de operaciones que ha ascendido a 439 millones de euros, según avanzó ayer la agencia Ical. En concreto, se han amortizado tres préstamos: uno concertado con el Banco Pastor en 2010 cuyo saldo vivo era de nueve millones de euros; otro suscrito en 2011 con el Instituto de Crédito Oficial con un importe pendiente de reembolso de 40 millones de euros; y finalmente, el reembolso parcial por valor de 390 millones de euros, del préstamo formalizado en 2015 con el compartimento de Facilidad Financiera del Mecanismo de Financiación a Comunidades Autónomas.

El conjunto de operaciones sustitutivas lo componen siete préstamos bilaterales concertados con otras tantas entidades financieras por importe de 369 millones de euros y dos emisiones de deuda por un total de 70 millones de euros.

La Consejería de Economía y Hacienda, que ha materializado estas operaciones entre los meses de noviembre y diciembre tras haber cubierto las necesidades financieras de endeudamiento del presente ejercicio, ha logrado un ahorro en intereses estimado en 4,16 millones de euros, como diferencia entre carga financiera que habría que haber afrontado en el supuesto de no llevar a cabo esta operación y la totalidad de los intereses que devengarán los nuevos préstamos a pesar de que la duración de estos últimos es mayor.

Todo ello supone una reducción del 42 por ciento de la partida de intereses, habida cuenta que se ha rebajado el tipo de interés medio de este endeudamiento desde el 0,85 por ciento que correspondía a las operaciones sustituidas al 0,21 por ciento de los nuevos préstamos.

Por otro lado, se ha conseguido una distribución más armónica de los reembolsos a los que habrá que hacer frente en ejercicios futuros, al haberse duplicado la vida media de esta deuda, ya que se ha elevado desde los 2,5 años a los 5,5 años.

Esta operación, para la que se ha contado con las preceptivas autorizaciones de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional, viene a sumarse al total de préstamos refinanciados desde 2013, y ha sido posible su materialización gracias a la capacidad de acceso que tiene la Comunidad de Castilla y León a prestamistas e inversores que viene justificada en su alta solvencia financiera, así como a las buenas condiciones crediticias que ofrece actualmente el mercado de deuda, con niveles de rentabilidad del Tesoro de España y de diferenciales para la deuda regional en niveles mínimos.

La Consejería de Economía y Hacienda revisa de forma periódica la composición de la cartera de préstamos con el objetivo de detectar aquellas posibles operaciones cuya refinanciación permitiría reducir el coste de la deuda y una distribución más adecuada de los vencimientos.