scorecardresearch

La Diputación proyecta por fin el nuevo puente de Tordómar

P.C.P.
-

Reconoce que el actual genera «abundantes problemas de tráfico y en daños constantes en los pretiles» y plantea construir otro, aguas arriba del Arlanza

Los percances de camiones y tractores, dada la estrechez del paso y la dificultad de la maniobra, son habituales. - Foto: Alberto Rodrigo

Los vecinos de Tordómar comparten con Roglic sitio de honor en el podio de la última Vuelta a España. Sin quitar mérito al triunfo del corredor esloveno, la victoria de esta localidad del Arlanza será recordada durante muchos años. Los mismos que llevan detrás de la Diputación Provincial de Burgos para que busque una solución al que se ha convertido en el puerto más difícil de salvar, sobre todo en verano, el paso sobre el río Arlanza por el puente de la BU-V-1143.

Y por fin sus quejas, televisadas este año a medio mundo gracias a la iniciativa de varios jóvenes veinteañeros, que recibieron al pelotón de la Vuelta de las Catedrales con pancartas de ‘Salvemos el Puente’, junto a las peticiones de la alcaldesa y también diputada provincial, Inmaculada Sierra, han sido atendidas y el departamento de Vías y Obras ha habilitado una primera partida presupuestaria de 18.125,56 euros para la realización del proyecto del nuevo puente de la carretera BU-V-1143.

Este contrato menor de servicios que ha salido a licitación con un plazo de 3 meses de ejecución -el plazo para presentar ofertas concluye mañana-, supone el primer paso no solo para mejorar el tráfico en la zona, sino para la salvación del hermoso puente de 165 metros de longitud y 22 arcos.Pero la espectacular obra de ingeniería -romana o medieval- dificulta en extremo el paso del tráfico pesado, por su emplazamiento y características geométricas. La calzada de apenas 3 metros de anchura impide que se puedan cruzar vehículos, lo que traducen en «abundantes problemas de tráfico y en daños constantes en los pretiles del puente», según reconocen los técnicos, que con frecuencia deben enviar personal para el arreglo de los daños y la retirada de las piedras

En el pliego la Diputación ya apunta cuál será la solución. «Las operaciones previstas incluyen la construcción de una nueva variante desde la carretera BU-V-1143, con un nuevo puente aguas arriba que permita la mejora de la seguridad vial», detalla el documento, al que ha tenido acceso este periódico. No será sencillo, porque además de buscar partida presupuestaria será preciso definir el proyecto, conseguir la autorización de la Confederación Hidrográfica del Duero...

Pero el proyecto está encauzado y los vecinos de Tordómar, que cuentan con el respaldo de las organizaciones agrarias y de los agricultores de la zona, no van a dejar que se olviden. Trajano, Adriano y Roglic son historia, su puente  también, aunque los estudiosos pongan en cuestión su construcción durante la época romana y se inclinen más por datar la infraestructura en la época medieval.

Otras actuaciones. No es el único puente en el que va a intervenir la Diputación. La obra de mayor envergadura está en SanMillán de Juarros, donde también se va a construir un nuevo paso sobre el río Arlanzón. La ejecución del proyecto, que llevaba 3 años redactado, ha sido adjudicado a la UTE formada por Padecasa y Construcciones Sarrión por 1,85 millones (una rebaja del precio de licitación del 31%). También se acaba de encargar a la firma MBG la redacción del proyecto de un nuevo puente sobre el río Zumel en el término de Quintanar de la Sierra, para mejorar el tráfico pesado hacia Canicosa y el límite conSoria.