La Junta defiende su gestión en los incendios de Ávila

SPC
-
El director de Comunicación de la Junta, Alejandro Salgado, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. - Foto: Ical

Los operativos para apagar los fuegos en Gavilanes y Pedro Bernardo y El Arenal concentraron a 600 profesionales y 23 medios aéreos

El director de Comunicación de la Junta en funciones, Alejandro Salgado, defendió hoy la actuación de la administración autonómica en la extinción de los incendios forestales de Gavilanes y Pedro Bernardo así como El Arenal, en la provincia de Ávila, desde el “primer momento” y aseguró que hubo los recursos “necesarios” y que “tenían que ir”. Subrayó que la Junta atendió los trabajos que necesitaban los pueblos y sus vecinos y el patrimonio natural para apagar las llamas. En ese sentido, recordó que el operativo para la extinción de estos incendios llegó a contar con 600 personas y 23 medios aéreos, entre los medios propios y los de otras administraciones.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Salgado explicó que el incendio de Gavilanes y Pedro Bernardo arrasó unas 1.400 hectáreas, de las que 200 son de arbolado. En cuanto al posible origen del fuego, precisó que todo indica que fue provocado por una línea eléctrica. En cuanto al de Arenal, que ya está extinguido, han ardido 33 hectáreas.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aprovechó la celebración del Consejo de Gobierno de hoy para dar algunos detalles de los trabajos de extinción de los dos incendios declarados la semana pasada en la provincia abulense. Tal y como recordó el director de Comunicación, expuso que la Junta hizo uso de los medios propios de la administración autonómica, incluidos en el operativo de lucha contra los incendios, y movilizó cuadrillas, aviones y helicópteros de otras provincias. Citó, en concreto, los medios aéreos del Gobierno de España que pone a disposición de las comunidades.

Alejandro Salgado añadió que el consejero estuvo pendiente de los trabajos de extinción durante los días que estuvieron activos los incendios e, incluso, acudió a la zona para conocer la labor de los operativos desplegados en ambas zonas. También agradeció a los profesionales que tienen un trabajo “tan duro”.

Por último, el director de Comunicación incidió en la necesidad de hacer hincapié en la sensibilización al apuntar que los ciudadanos deben entender que el medio natural es un lugar de ocio que puede arder. “La sociedad, que representa los pueblos, debe tener la cultura de perseguir a quienes tienen la intención de incendiar los bosques”, aseveró en declaraciones recogidas por Ical.