Dos millones para pagar el alquiler de viviendas y locales

C.M.
-

La decisión del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos ha contado con el apoyo de todos los grupos, así como también el acuerdo de aplicar moratorias en el pago de impuestos y tasas. También se trabaja en bonificaciones del IBI y del IAE

El líder de la oposición, Javier Lacalle (i.), charla con el alcalde, Daniel de la Rosa. - Foto: Jesús J. Matías

El Ayuntamiento, como administración más cercana al ciudadano, ya se ha puesto a trabajar en una serie de medidas que permitan amortiguar la situación económicas de las familias, las pymes y los autónomos de la ciudad por el cierre temporal de empresas o negocios por el coronavirus.

El equipo de Gobierno, en colaboración con el Órgano de Gestión Tributaria, ha acordado algunas, que ayer recibieron el apoyo de los grupos de la oposición en una reunión de la Junta de Portavoces. Tendrán tres ejes principales: la ayuda al alquiler de viviendas y locales, la moratoria en el pago de tributos (Vehículos, IBI, basuras, vados) y la exención de parte de la tasa por ocupación de dominio público y, finalmente, la garantía del pago a los proveedores del Ayuntamiento. «Como administración local tenemos que apoyar a los vecinos que más dificultades tienen por el cierre de sus negocios o la aplicación de ERTEs porque la actividad económica se verá resentida y tenemos que apoyar a los sectores que generan riqueza y empleo», aseguró el alcalde, Daniel de la Rosa, que explicó ayer las medidas a través de vídeoconferencia acompañado por el concejal de Hacienda, David Jurado.

En cuanto a las ayudas al alquiler, el Ayuntamiento destinará dos millones de euros. Un millón será para las familias que no puedan afrontar el pago por la merma de sus recursos a causa del estado de alarma y siempre que demuestren su situación de emergencia social. Según explicó, De la Rosa la tramitación correrá a cargo de la Gerencia de Servicios Sociales a través de su programa de Ayudas de Urgente Necesidad, que tiene ya establecidos una serie de requisitos y baremos para su concesión.

El otro millón irá a al alquiler de locales destinados a los negocios de hostelería, comercio, autónomos o pequeñas empresas que no cuentan con la cobertura de las grandes compañías y que se han visto obligados a cerrar por ley. En este caso la tramitación no está clara todavía al ser nueva pero el compromiso es que las bases para optar a ellas se elaboren en las próximas semanas. «Tenemos que echarles una mano y para ello estaremos a lo que nos digan los servicios técnicos municipales y las asociaciones sectoriales», añadió.

(Más información, en 40 páginas de la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)