El HUBU espera tratar al menos 1.500 casos de coronavirus

GADEA G. UBIERNA
-

Quienes no tengan «comprometida» la capacidad respiratoria serán enviados de vuelta a casa sin test diagnóstico, aun con síntomas de coronavirus. Piden 20 respiradores más

El HUBU cuenta con 56 pacientes ingresados por coronavirus, 22 de ellos en «estado crítico». - Foto: Alberto Rodrigo

El HUBU empezará a levantar hoy una carpa en el aparcamiento delantero de Urgencias cuyo objetivo es hacer un cribado a gran escala y con mucha rapidez de las personas que tienen comprometida su capacidad respiratoria y necesitan un ingreso y quienes no. Las personas que estén en este último caso serán derivadas a casa sin test diagnóstico para corroborar si se han contagiado de SARS-CoV-2, aun en el caso de que tengan síntomas compatibles con el virus y la enfermedad que provoca.

«Necesitamos que no venga todo el mundo que quiera saber si tiene coronavirus, porque no es una carpa diagnóstica, es un espacio en el que intentaremos determinar en el acto quien precisa ingresar, para que todo sea ágil y optimizar recursos», explicó ayer el jefe de Medicina Interna, el experto en enfermedades infecciosas Luis Buzón, que es, junto con el jefe de la UCI, José Antonio Fernández, el coordinador del plan de choque del HUBU frente a la epidemia. Tanto el uno como el otro dejaron ayer claro en su comparecencia telemática que la curva está en la parte baja y que el momento de «máxima virulencia» se producirá en «dos, tres o cuatro semanas». De hecho, insistieron en la importancia de que la población respete el confinamiento porque no será hasta dentro de un mes cuando dé el resultado buscado, que es romper la cadena de contagios y dar oxígeno al hospital, que implora 20 respiradores más.

Los coordinadores han diseñado un plan para un escenario de incidencia «moderado» (ver información adjunta a pie de página) en el que Burgos podría sumar los 1.500 infectados, de los cuales un 6% llegarían a ser pacientes críticos. Esa situación obliga a optimizar los recursos, para garantizar que todos los enfermos, con independencia de su edad y de sus patologías de base, tengan la misma asistencia.

(Más información, en 40 páginas de la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)