La Ruta Ribera del Duero supera los 200 servicios

DB
-
Peñaranda de Duero es una de las localidades que aporta nuevos adheridos. - Foto: DB

En los últimos ocho meses se han registrado 15 nuevas incorporaciones: seis bodegas, cinco alojamientos y cuatro locales de restauración. El crecimiento es de un 67% desde 2015

El número de servicios adheridos a la Ruta del Vino Ribera del Duero ha crecido un 67,7% (con más de 80 incorporaciones) en los últimos cuatro años, logrando que en la actualidad, sean más de 200 los adscritos a este club de producto. En concreto, en el territorio de este itinerario enoturístico se ofrecen, a día de hoy, 203 servicios para turistas, contando entre ellos bodegas visitables, alojamientos, restaurantes, enotecas…

En los últimos ocho meses se han incorporado 15 nuevas propuestas –seis bodegas, cinco alojamientos turísticos y cuatro establecimientos de restauración- y hay lista de espera para finales de 2019, lo cual es «un claro indicador de crecimiento», destacan en la asociación.

También sigue esta tendencia alcista la cifra de entidades locales que se han integrado en la Ruta del Vino Ribera del Duero. En los últimos cuatro años, la cifra de pueblos ha crecido hasta los 92 al registrarse once nuevas adhesiones, un 13,6% más. Fuentenebro, Villalba de Duero y Nava de Roa son los tres últimos municipios integrados a esta propuesta enoturística, permitiendo con ello la incorporación de nuevas empresas y colectivos asentados en su término municipal.

Estos datos ponen de manifiesto, según los propios gestores, «la capacidad de dinamización económica» que lleva consigo la Ruta del Vino Ribera del Duero. Entre los 15 servicios adheridos en los últimos meses, seis son de nueva creación y su implantación «contribuye no solo a generar riqueza y puestos de trabajo en el entorno rural, sino también a fijar población en el mismo», remarcan desde la organización.

«Estamos muy satisfechos del trabajo que se está realizando desde la Ruta del Vino Ribera del Duero. Se está asesorando e incorporando nuevos adheridos, lo que demuestra que el proyecto es sólido y sigue creciendo con el apoyo incondicional de los empresarios y ayuntamientos de la zona», señala el presidente de la Ruta del Vino Ribera del Duero, Miguel Ángel Gayubo, quien ha puesto el acento en «el papel fundamental» que juega este club de producto para dinamizar económicamente la comarca.

Es destacable también la creciente apuesta por el enoturismo, que continúa afianzándose en la zona. Son mayoría las bodegas de nueva incorporación a la Ruta del Vino que, no disponiendo de ella en un principio, han decidido incluir esta propuesta de ocio entre sus servicios, agregándola a su modelo de negocio. La ruta está integrada por 308 asociados. Entre ellos se encuentran 92 pueblos, cinco asociaciones, el Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero, 60 bodegas, 51 alojamientos, 28 restaurantes y 24 museos.