Sofocan en Briviesca 15 incendios de pelusas en 4 días

S.F.L.
-
La combustión más peligrosa se dio cerca de la calle Las Huertas, en pleno centro de Briviesca. - Foto: S.F.L.

Los Bomberos atendieron ayer 6 fuegos provocados. Vecinos de la calle Las Huertas vivieron «momentos angustiosos»

El Parque de Bomberos de Briviesca lleva varios días recibiendo llamadas sobre fuegos originados por las pelusas de los chopos, todos ellos en zonas cercanas al paseo del río Oca. En las últimas cuatro jornadas se han apagado 15 fuegos, los seis últimos, ayer. Durante el viernes, sábado y domingo extinguieron otros nueve. Según los profesionales y algún vecino que ha podido presenciar las escenas, todos son «provocados». Ayer, a las 14:45 horas, comenzaron de nuevo los avisos, y los bomberos tuvieron que acudir a seis focos diferentes. El primero en la parte de La Epitafia, después en la Isla, en la calle Los Álamos y en la calle Huertas. Este último fue el más fuerte y peligroso por la cercanía de las llamas a varios edificios. 
Al observar las llamas, los vecinos se pusieron en contacto con el parque asustados también  porque el fuego se acercaba a la instalación de gas del inmueble. «Han sido momentos muy angustiosos, pero los bomberos han acudido muy rápido», declara un residente en uno de los inmuebles. Para sofocar los seis puntos tuvieron que actuar  dos bomberos profesionales y cuatro voluntarios. 
En poco menos de dos horas, consiguieron apagarlos. «Sabemos que las combustiones se tratan de gamberradas, pero son peligrosas. Las pelusas arden como la pólvora y en cuestión de segundos el incendio se propaga varios metros», afirma Jesús Losua, el responsable del Parque de Bomberos briviescano.
El carácter inflamable de estas pelusas es su mayor riesgo y, es que, Briviesca ha vuelto a vivir en las últimas semanas la presencia de la nieve de primavera provocada por los chopos. La zona cercana al río, que es donde se encuentran la mayoría de los chopos, es también donde han surgido los fuegos. Este año ha habido tantos incendios y quizás más intensos por la falta de lluvias. En estos días se esperan precipitaciones, que son la mejor arma para paliar la sequía y rebajar el riesgo.
Por otro lado, estos trabajos suponen un coste extra para el Ayuntamiento, porque es necesario reforzar el servicio. Losua considera muy importante concienciar en las aulas del peligro al que se enfrentan las personas al realizar este tipo de actos vandálicos, ya que en poquísimo tiempo, la combustión alcanza plantas y se vuelve incontrolable. «Queremos dar unas charlas en los centros para explicar el peligro que corren al provocar fuego». Otra de las labores que propone el bombero es la limpieza con agua de los caminos próximos al río, «de esta manera nos evitaríamos muchas salidas. Es importante que los ciudadanos conozcan el riego que esto supone», sentencia.