La Policía controla los motivos para coger el coche

F.L.D.
-

Los agentes de la Nacional y la Local vigilan y comprueban que el tránsito se ajuste a lo marcado por el Decreto del Gobierno

Un agente comprueba un justificante laboral. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Para que el plan de cuarentena del Gobierno central salga bien y la propagación del virus no se dispare en las primeras semanas es imprescindible la labor de todos. La ciudadanía lo ha ido interiorizando desde el inicio y el cumplimiento está siendo mayoritario, pero siempre quedan unos pocos que no terminan de entender la importancia de permanecer en los domicilios salvo casos excepcionales. Por ello, tanto la Policía Nacional como la Local han reforzado su presencia en las calles, especialmente desde el lunes, para cerciorarse de que los desplazamientos se hacen acorde a lo establecido por el decreto del Estado de Alarma, principalmente si son en coche.

Armados con subfusiles, agentes de la brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional montan controles aleatorios por toda la ciudad. A lo largo de estos días no hay ningún sitio ni tampoco una hora concretos donde se haya incidido más, pues para que la vigilancia sea realmente efectiva se intenta abarcar todas las franjas y espacios. Ayer por ejemplo, sobre las 7 de la tarde, establecieron un dispositivo en la glorieta Bilbao, un lugar que siempre suele acumular mucho tráfico.

Los efectivos detenían a cada uno de los vehículos y les preguntaban de dónde venían y a dónde iban. La mayoría de conductores iba con mascarillas y guantes de protección y presentaba permisos que sus empresas les habían facilitado previamente para poder acudir al trabajo y volver a sus casas. Una vez cerciorados de que podían circular, les instaban a permanecer poco tiempo en la vía pública.

(Más información, en 40 páginas de la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)