Cortan la N-623 y la carretera de Puente Arenas a Quecedo

P.C.P.
-

El agua anega la carretera entre San Felices y Covanera

GALERÍA

Media provincia, inundada tras el paso de la borrasca Elsa

Tráfico ha tenido que cortar la Nacional 623 por el desbordamiento del Rudrón, entre San Felices y Covanera, una zona en la que la carretera sigue el sinuoso trazado del río. Según la información facilitada por la DGT, desde primera hora de la madrugada es necesario circular con muchísima precaución a partir del kilómetro 20 hasta el 52, donde se interrumpe ya la circulación para seguridad de los conductores.

En el Valle de Valdivielso está cortada igualmente la vía que une Puente Arenas y Quecedo, muy utilizada para los desplazamientos por esta zona de las Merindades.

Tráfico también informa del corte de la Nacional 120, a la altura de Melgar de Fernamental (kilómetro 164.3).

Cortan la N-623 y la carretera de Puente Arenas a QuecedoCortan la N-623 y la carretera de Puente Arenas a Quecedo - Foto: Luis López Araico

El aparcamiento de Covanera está totalmente anegado por el agua y por toda la zona hay auténticas cascadas de agua.

La carretera de Tubilla del Agua a Tablada del Rudrón está cortada a la altura del refugio de pescadores y los trabajadores de la piscifactoría de Covanera se han quedado aislados.

La borrasca Elsa ha dejado a 11 niños sin poder acudir a clase, en Villarcayo por un obstáculo en la calzada deribado por el viento y en Santibáñez Zarzaguda por el desbordamiento del río urbel.

Cortan la Nacional 623 por el desbordamiento del RudrónCortan la Nacional 623 por el desbordamiento del Rudrón

La carretera hacia Villarcayo desde Rioseras también está cortada al tráfico, al igual que la vía que une Barbadillo del Mercado y Contreras.

Cortan la N-623 y la carretera de Puente Arenas a Quisicedo
Cortan la N-623 y la carretera de Puente Arenas a Quisicedo - Foto: Miguel Ángel Valdivielso