Edad de plata, una oportunidad de negocio

Carlos Cuesta (SPC)
-

Son muchas las empresas que han puesto el foco en el nuevo mercado que representa una gran parte de los españoles mayores de 65 años, que emplean el 70% de su presupuesto mensual en la compra de productos y servicios que les aportan felicidad y calid

Edad de plata, una oportunidad de negocio

Las personas de la tercera edad conforman, en general, el grupo con mayor poder adquisitivo en España. Se trata de un colectivo que, en su mayor parte, está liberado de tener que pagar una hipoteca, cuenta con recursos económicos de bienes muebles e inmuebles y también con los ahorros de su vida. 
 De hecho, el 95% de las familias con más de 65 años del país son titulares de al menos una vivienda en propiedad, según el Banco de España, que revela, además, que se trata un grupo social, en su mayoría, perceptor de un subsidio del Estado. En este sentido, la pensión media del sistema nacional del pasado mes de marzo, alcanzó los 1.008 euros mensuales, después de que en febrero se superara la barrera de los 1.000 euros, y la nómina máxima, que cobran casi un millón de jubilados, está en 2.659,41 euros al mes en 14 pagas, lo que supone 37.231,74 euros al año.
Si bien es cierto que son personas con una movilidad que se va reduciendo a medida que cumplen años y que son el grupo que más ahorra, sin embargo, también se trata de la clase social que más tiempo libre tiene y más posibilidades dispone para disfrutar del ocio, del turismo y del cuidado personal.
En este contexto, los economistas consideran que los negocios dirigidos a las personas con más edad de la sociedad son un campo de oportunidades para el mundo empresarial. A su juicio, las nuevas generaciones de jubilados afrontan esta etapa de su vida en positivo y de una forma muy activa con ganas de vivir con más calidad de vida su madurez.
Así, una gran parte aprovecha el tiempo para aprender, algunos se matriculan en la universidad de la experiencia, viajan por todo el mundo, se cuidan y reciben tratamientos de salud en clínicas especializadas y balnearios y, sobre todo, exploran nuevas oportunidades de ocio y tiempo libre en la medida que se lo permite su economía doméstica.
Se trata de personas que no se sienten viejas en el sentido tradicional, sino maduras, con la experiencia y la energía suficiente para hacer deporte y actividades que les llenan su existencia y les hacen felices.
Los empresarios con visión de negocio han puesto el foco en satisfacer las demandas de un mercado muy rentable con productos y servicios de calidad muy bien acogidos en esta comunidad.
Los mayores disponen de hasta el 70% de su presupuesto para sus propios gastos y de ahí que las empresas no escatimen en estrategias de marketing para llegar a ellos.
Aunque no han nacido en la era de las nuevas tecnologías, cada vez más se interesan por el mundo digital, convirtiéndose, poco a poco, en abuelos 3.0. Las nuevas generaciones utilizar WhatsApp y tienen un perfil en las redes sociales. 
Además, internet y las redes sociales les aportan otros beneficios, como evitar la soledad, contactar con antiguos y nuevos amigos, potenciar el ocio, la cultura, el deporte.
Según un informe elaborado por VidaCaixa y Obra Social ‘la Caixa’, los jubilados españoles poseen de media tres dispositivos electrónicos: tres de cada cuatro tienen un ordenador, el 70% un smartphone y el 45% tiene una tableta .
Las compañías más importantes como WhatsApp, Facebook, Skype, Youtube, Twitter y Linkedin han apostado ya muy fuerte por llegar a los mayores de 65 años y están trabajando para gestionar sus finanzas y sustituir a la banca tradicional.
En España, compañías como Adolfo Domínguez lanzan campañas como «sé más viejo, los viejos saben de estilo no de moda»; Vodafone propone una mayor conectividad con su comunidad; y Bankia lanzó su campaña «Plan te lo mereces» destinado a la edad de plata.


Mundo senio

La gran velocidad a la que avanza la sociedad está permitiendo que lejos de marginar y aislar a los más mayores, los emprendedores están desarrollando modelos de negocio que empoderan y dan fuerza a esta nueva generación de personas que constituyen una parte esencial en sus balances contables.
Las personas mayores son más activas, consumen y demandan productos y servicios de calidad que han transformado la mentalidad de las empresas a la hora de dirigirse a ellos y ofrecerles sus ofertas y servicios.