scorecardresearch

Investigan a 4 menores por bullying y amenazas a otro niño

DB
-

La víctima, un niño de 13 años, estaba atemorizado y presentaba un cuadro de ansiedad tras recibir múltiples llamadas de números desconocidos amenazándole gravemente. La Guardia Civil investiga en Burgos a 3 chicos de entre 14 y 15 años

Los investigados profirieron injurias y todo tipo de amenazas, incluso de muerte, a través de teléfono.

La Guardia Civil ha investigado a tres menores de edad como presuntos autores, en distinto grado de autoría, de los delitos de amenazas graves en el entorno escolar (bullying) y de injurias; se ha identificado a un cuarto chico, relacionado con los hechos, pero inimputable al poseer 13 años de edad.

Los hechos venían sucediéndose en una localidad del Alfoz de Burgos desde el mes de junio de 2020 y fue denunciado por los padres el pasado mes de agosto, al ser testigos de cómo su hijo de 13 años venía recibiendo numerosas llamadas telefónicas de números desconocidos –hasta 13 llamadas se han contabilizado-, en las cuales se escuchaban injurias y diversas amenazas, incluso de muerte.

Por todo ello el menor se encontraba atemorizado, presentaba un cuadro de ansiedad importante y temía por su integridad, por lo que no salía de su domicilio sino era en compañía de uno de sus progenitores.

Los investigadores pudieron comprobar durante este tiempo dicho estado emocional y como el mismo se acrecentaba a medida que se aproximaba el inicio del nuevo curso académico.

La discreta pero minuciosa investigación llevada a cabo, dada la gravedad de los hechos y la vulnerabilidad del colectivo afectado, ha permitido la plena identificación, localización y exploración de los tres menores relacionados con los ilícitos, con edades comprendidas entre los 14 y 15 años, así como identificación de un cuarto que por su corta edad resulta inimputable penalmente.

Esta situación reiterada de maltrato tuvo su inicio en el entorno escolar, aunque continuó fuera de él, durante el verano, una vez finalizados los estudios.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Burgos y Fiscalía de Menores.

'Huella digital'. Para la Guardia Civil es una prioridad la protección de los colectivos más vulnerables, entre los que se encuentran los menores, y el Cuerpo está volcado en la persecución de este tipo de ilícitos; para ello cuenta con agentes especializados que facilitan la colaboración necesaria a las víctimas y muestra un interés constante por adaptarse a las nuevas tecnologías y por la persecución y el esclarecimiento de los posibles ilícitos relacionados con el ciberespacio o las nuevas TIC.

En este sentido existe lo que se denomina 'huella digital', por lo que ningún delito perseguido en este ámbito queda sin esclarecer, de ahí la importancia de denunciar y colaborar; su testimonio será tratado de manera discreta y anónima. Para ello pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops.