Los fósiles de Atapuerca, en una cámara acorazada

I.L.H.
-
Los fósiles de Atapuerca, en una cámara acorazada - Foto: Jesús J. MatÁ­as

«Son piezas tan significativas como un Velázquez y por eso queremos una seguridad de alto nivel», afirma Martinón, directora del Cenieh, donde se instalará. El presupuesto de 545.000 euros incluye también un laboratorio de Arqueología Experimental

Si los fósiles de Homo antecessor, con 800.000 años de antigüedad, fueran robados o se quemaran en un incendio se estaría perdiendo un patrimonio irremplazable. Desaparecería el vestigio de una especie única y las y los científicos de las próximas generaciones no podrían echar mano de él para compararlo con otros fósiles. María Martinón, la directora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh), lo compara con la destrucción de Las meninas, de Velázquez, algo que nadie pone en duda que sería una catástrofe para la cultura.
Por eso el inmueble que se prepara para custodiar  los fósiles hallados en Atapuerca, pero también las colecciones paleoarqueológicas originales de cualquier yacimiento del mundo que decida confiarlos a su servicio de conservación y restauración, ha decidido reforzar las medidas de seguridad con las que cuenta desde su apertura.
La idea del centro es crear una caja fuerte especial, un recinto con blindaje, un cámara acorazada que salvaguarde los fósiles más relevantes, como los restos de homínidos (más difíciles de encontrar) o los holotipos, aquellos que se escogen para nombrar a una especie. «No se trata de que estén en buenas condiciones;se trata de que estén en las mejores. Es un acorazonamiento de alto nivel porque estas piezas son tan valiosas como algunas de la pinturas del Prado. Queremos asegurarnos de que si algo pasa, los fósiles nos sobrevivan», sostiene María Martinón.
Para acorazar la sala de la primera planta con capacidad para aproximadamente 20.000 fósiles distribuidos en unos 250 metros lineales de estanterías, el Cenieh ha sacado las obras a concurso. Además se mejorará el sistema de climatización de las dos salas donde se almacena el resto de los fósiles en la primera y segunda planta.
«Uno de nuestros intereses prioritarios es potenciar el área de colecciones y restauración», afirma la directora al hilo de este otro aspecto de la reforma. El centro alberga, por ejemplo, una colección de anatomía comparada con cientos de originales y réplicas de homínidos y fauna del Pleistoceno, una de las más completas del mundo a disposición de la comunidad científica.
Pero además con el nuevo acondicionamiento esperan desarrollar una litoteca, una colección de los tipos de rocas y piedras que se pueden usar para la industria lítica. Y una tafoteca, las piezas que sirven para estudiar la vida del fósil después de la muerte.
arqueología experimental. Estos fósiles permiten interpretar un yacimiento e investigar qué produjo o cómo se hicieron las marcas que conservan. Asociado a este tema van a adaptar el laboratorio de  Análisis de Movimiento, ubicado en la cuarta planta, como laboratorio de Arqueología Experimental, para reproducir la talla de diferentes herramientas líticas y el comportamiento de las marcas de corte que dejarían los animales.
En total las obras ascienden a 545.000 euros IVA incluido. La reforma no afectará al día a día del Cenieh «porque están muy focalizadas» y la intención es que se licite y ejecute en los próximos meses.

 

La reforma se ejecutará en los próximos meses
El plazo para acceder al concurso concluye hoy y, una vez que se resuelva la licitación, el acondicionamiento debería estar concluido en tres meses.
conservación y restauración. El Cenieh acomete las obras para potenciar esta faceta ofreciéndose a custodiar y reparar las piezas paleoarqueológicas originales de cualquier yacimiento del mundo. La más importante es de momento la colección de Atapuerca.
anatomía comparada. el centro alberga una colección con cientos de especímenes originales y réplicas de homínidos y de fauna del Pleistoceno. Es una colección de referencia y una de las más completas del mundo a disposición de la comunidad científica. Su conservación en condiciones óptimas es prioritario.
litoteca. Proyecto para desarrollar una colección con los tipos de rocas y piedra que se pueden utilizar para realizar herramientas.
arqueología experimental. Crearán un laboratorio en el que se podrá reproducir el modo de tallar las herramientas de la industria lítica, así como las marcas que quedaron en los fósiles.
tafoteca. Asociado a este laboratorio se creará un fondo vinculado a la disciplina que estudia la vida del fósil después de la muerte, es decir, la interpretación de las marcas que presenta y que fueron producidas post mortem.
presupuesto. Asciende a 545.000 euros IVA incluido. La cámara acorazada (1a planta)supone una inversión de más de 163.000 euros; la climatización de dos salas (1a y 2a planta) para la conservación de fósiles cuesta 148.000 euros, y 18.000 euros el acondicionamiento del laboratorio de Arqueología Experimental (4a planta).