El 'ladrillo' arranca el año con un crecimiento récord

SPC
-
Construcción de dos bloques de viviendas en un barrio de Valladolid. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

Los promotores disparan un 46% la solicitud de visados en los dos primeros meses del año para levantar más de 650 pisos y casas en Castilla y León

La construcción de viviendas aprieta el acelerador, 12 años después de comenzar un fuerte ajuste, en Castilla y León. La recuperación del sector, que primero se dejó sentir en las grandes ciudades y la costa, conquista la España interior y marca un crecimiento récord en el arranque de 2019, que supera el 46 por ciento y que anticipa la senda por la que proyecta continuar en los próximos meses la edificación residencial.
A pesar del escenario electoral, los promotores solicitaron visados de dirección de obras para levantar más de 650 pisos y casas en Castilla y León en tan solo 59 días, lo que augura un final de ejercicio en el que las grúas volverán a conquistar el paisaje urbano de la Comunidad, un elemento que la crisis hizo desaparecer de forma radical y que ahora vuelven a decorar el horizonte de los municipios más grandes.
En concreto, en los dos primeros meses se validaron visados para 671 viviendas nuevas en Castilla y León, de las que 300 son unifamiliares y 371, pisos. A ellos, se suman otros 30 para obras de ampliación y 168 para actuaciones de rehabilitación y reforma, un subsector que no logró despegar, pero que ahora parece mostrar cierto dinamismo.
La demanda de vivienda, con incrementos constantes de precios, tanto para la compra como para el alquiler, podrían estar detrás de este nuevo ciclo expansivo de la construcción en Castilla y León. De hecho, la compraventa despegó en 2018 en la Comunidad con un aumento del 13,38 por ciento, al pasar de las 22.890 de 2017 a las 25.953. Este incremento superó el avance nacional (9,31 por ciento), según datos del Ministerio de Fomento.
«La posibilidad de acceder a una vivienda asequible puede dinamizar el sector inmobiliario convirtiéndose en un impulso importante para la economía y la creación de empleo», explicó a Ical el presidente de la Federación Castellana y Leonesa de la Construcción, Javier Vega, quien añadió: «Claramente la edificación de vivienda en bloque está recobrando parte del protagonismo de años pasados, pero no se abandona la vivienda unifamiliar».
El buen arranque de 2019 da continuidad a los 3.998 visados para nuevas viviendas del pasado año en Castilla y León. Esta cifra creció un 10,1 por ciento respecto a 2017, un porcentaje que se dispara hasta el 46 por ciento en la Comunidad, justo el doble que en España, donde el aumento se quedó en el 23%.

El eje valladolid-burgos.

El eje industrial que conforman en Castilla y León las provincias de Valladolid, Palencia y Burgos son los territorios en los que se edificarán más de la mitad de las 671 nuevas viviendas previstas en enero y febrero, últimos datos que maneja el Ministerio de Fomento.
De hecho, la estadística refleja 210 visados en Valladolid, la cifra más elevada de Castilla y León, seguida de los 87 de Palencia y los 74 de Burgos. Entre las tres provincias aglutinan el 55 por ciento de la actividad prevista. A ellas se suma Segovia, con 65, seguida de León y Salamanca, con 61. Además, se presentaron 59 en Zamora y 48 en Ávila. En último lugar figura Soria con tan solo seis.