La Policía Local prevé ingresar 435.000€ menos en multas

J.M.
-

La caída de la recaudación se eleva, al menos, hasta los 1,5 millones si se incluye lo que el Ayuntamiento va a dejar de facturar por los buses, cívicos, guarderías y centros deportivos

El radar ubicado en la avenida Casa de la Vega es uno de los que más multa de toda la ciudad. - Foto: Valdivielso

El frenazo en la actividad laboral y las restricciones a la movilidad de las personas durante el estado de alarma provocarán una importante caída en los ingresos del Ayuntamiento. Una de las partidas que más se resentirá será la procedente de las sanciones de la Policía Local y prueba de ello es que desde el área de Seguridad Pública y Emergencias se ha emitido un informe con destino a la Concejalía de Hacienda, que ayer dio a conocer el Grupo Municipal de Podemos, en el que se cifra la caída de la recaudación por el descenso de multas en 435.000 euros menos.
La estimación obedece al periodo comprendido entre el 14 de marzo y el 26 de abril y el desglose sería el siguiente: 200.000 euros menos en ingresos por sanciones de tráfico y radares (40.000 de los radares espía, 30.000 del multacar y 130.000 del resto), 80.000 por la caída de la recaudación de la zona azul y 155.000 por la grúa.
A esta cifra hay que sumar la caída de los ingresos procedentes de los autobuses urbanos, de los centros cívicos, de las escuelas infantiles o de las instalaciones deportivas. El descenso de la recaudación se estimaba inicialmente en un mínimo de 700.000 euros. Pero esa cifra se queda ya corta ya que se contemplaba en un inicio para el primer mes de vigencia del estado de alarma. Ahora ya se sabe que superará, como mínimo, los 45 días por lo que el agujero económico estará por encima del millón de euros.
La caída de los ingresos tanto de estos servicios como de las multas de la Policía Local hace que la recaudación se vaya a reducir en al menos 1,5 millones de euros. Dinero en el que no se ha incluido tampoco la merma de la recaudación por el frenazo en la concesión de licencias y por otros conceptos.
No es menos cierto que también se reducirán algunos gastos como el combustible de los autobuses, su mantenimiento, el coste de suministros energético de edificios municipales o que seguramente se reducirá el dinero que se iba a destinar a las fiestas patronales.
En la Casa Consistorial confían también en que también lleguen al Ayuntamiento fondos procedentes de otras administraciones con los que no se contaban para atender los gastos extraordinarios que originará la crisis sanitaria.
Los impuestos se seguirán cobrando este año ya que la decisión que se adoptado es retrasar en 3 meses el periodo de cobranza. Es decir, por esa vía no se espera una merma de ingresos.