Máxima ambición

J.C. Moreno
-

El Universidad Isabel I Burgos Promesas es la revelación del Grupo VIII de Tercera. La entrada de Félix Sancho como patrocinador ha permitido incrementar de forma notable el presupuesto

Félix Sancho (segundo por la izquierda), viendo el partido del domingo en Castañares. - Foto: Luis López Araico

Un vistazo a la clasificación del Grupo VIII de Tercera División permite calificar al Universidad Isabel I Burgos Promesas como el equipo revelación del campeonato. Segundo, con 24 puntos, uno menos que el poderoso Zamora y sin conocer la derrota en las diez jornadas que ha disputado. Hace un año, por estas mismas fechas, sufría en las últimas plazas de la clasificación. ¿Qué ha cambiado en este club de cantera? Pues la respuesta tiene nombre propio. La entrada de Félix Sancho como patrocinador del primer equipo ha supuesto un salto cualitativo y cuantitativo en un club que se manejaba con uno de los presupuestos más bajos de la Liga. El apoyo del empresario burgalés ha permitido al equipo reforzar su plantilla con hasta diez jugadores, que pueden ser más con el paso de la competición. Y el objetivo ahora mismo está claro, acabar entre los cuatro primeros y disputar el play off.
La historia de esta transformación tiene sus pasos, bien definidos, desde que la pasada primavera comenzaron las reuniones entre los responsables del Burgos Promesas (Pepe Manzanedo y José Medina) y Félix Sancho. Por aquel entonces ya se sabía que los dueños del Burgos CF no le iban a vender sus acciones a Sancho y éste, que siempre ha aspirado a entrar en el fútbol, comenzó a moverse para participar en algún proyecto de la ciudad (también habló con el Bupolsa y el Real Burgos).
En Castañares encontró lo que buscaba, un club asentado, con unas extraordinarias instalaciones y un potencial enorme para crecer. El acuerdo fue rápido. Félix Sancho aportaría una cantidad económica en modo de patrocinio para reforzar la primera plantilla y, lo más importante, participaría en la formación del equipo. Para ello buscó apoyo y asesoramiento en David González, ex secretario técnico del Burgos CF. La primera decisión de David González fue fichar a David Pereda como secretario técnico. Y a partir de ahí comenzó a formarse una plantilla con hasta diez caras nuevas, entre ellos los burgaleses Gabri y Asier Barahona.
«Me gusta el fútbol. Intenté entrar en el Burgos, prefirieron vender las acciones a los Caselli y decidí apoyar al Burgos Promesas con un patrocinio deportivo», recuerda Félix Sancho, que no quiere hablar de ascenso a Segunda B. «Ahora mismo no se contempla». Tampoco quiere rivalidad con el Burgos CF. «Tengo una gran relación con los Caselli (Franco estuvo el sábado en el palco del Coliseum) y son objetivos distintos», asegura.
Por su parte, Pepe Manzanedo recuerda que la primera plantilla del Burgos Promesas mantiene la base de la pasada campaña y que con el apoyo de Félix Sancho han podido hacer refuerzos, aunque los de Gabri y Asier Barahona ya los tenían previsto ellos.
Lo cierto es que de la pasada temporada, además de mantener a Carlos Aguilera como entrenador, juegan habitualmente cinco jugadores: Álex, Óscar Vázquez, Mota, Casado y Dava.