scorecardresearch

La familia del autor del disparo al escayolista queda libre

Ó.C.
-

Las acusaciones contra 6 de los 7 miembros detenidos inicialmente se han sobreseído al no probarse que supieran que la víctima seguía viva tras el impacto de bala. El proceso sigue contra 3 varones

La familia del autor del disparo al escayolista queda libre

El procedimiento para determinar cómo murió Fernando Martín, escayolista de profesión, a finales de abril de 2019 en Miranda de Ebro sigue adelante. El Juzgado número 1 ha emitido un auto en el que exculpa a la familia del autor material del disparo, David D.J., quien continúa en prisión a la espera de juicio acusado de asesinato y tenencia ilícita de armas. En un primer momento, junto al principal sospechoso fueron detenidos sus padres, su mujer, dos de sus hermanos y la esposa de uno de ellos, aunque tras la investigación se ha sobreseído la causa abierta contra ellos por los delitos de asesinato por omisión, encubrimiento y tenencia ilícita de armas.

De confirmarse esta resolución, que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial, se cierra una de las cuestiones que quedaba por determinar en el crimen. "La participación de todas estas personas es absolutamente ninguna", sostiene la letrada Judith Gómez, del bufete Vox Legis Abogados, quien junto con Francisco Miranda ha asumido la representación de los siete miembros de la familia detenida durante la investigación policial. La defensa lamenta que los ahora exculpados hayan sufrido durante este tiempo una situación "injusta", postura que ha obtenido el respaldo del Ministerio Fiscal con la adhesión al recurso para levantar su situación de imputados.

A estas alturas de la instrucción judicial, solo permanecen encausadas tres personas. Una de ellas es quien ha reconocido ser el autor del disparo, David D.J., y los otros dos implicados son las que presuntamente se encargaron de deshacerse del cuerpo de Fernando Martín, transportándolo hasta la localidad de Montañana para sumergirlo en las aguas del río Ebro, Cristian S.A. y Jonatan G.C.

Por el momento, se desconoce cuándo concluirá su trabajo el juzgado y se podrá celebrar el juicio, que será en la Audiencia Provincial con jurado popular. Ante este tribunal no estarán 6 de los 7 miembros de la familia inicialmente detenidos y que han permanecido en libertad provisional estos meses.

En un primer auto, la jueza instructora dictaminó que solo los dos hermanos quedaban libres de toda responsabilidad. Ante esta decisión, la defensa interpuso un recurso de reforma -al que se sumó la Fiscalía- por entender que ni los padres, ni la mujer de David ni su cuñada supieron que el escayolista no murió en el momento en el que recibió el disparo, sino que quedó inconsciente, sin que ninguno de los implicados comprobara si respiraba aún. Contra estos familiares se formulaba una acusación de delito de asesinato por omisión que finalmente se ha retirado.

Según se refleja en el auto, tres de ellos dieron por muerto a Martín porque el autor del disparo así se lo comunicó a su mujer, pero no hay indicio alguno de que accedieran al piso o tuvieran "ningún tipo de contacto ni visual ni físico con el fallecido que les hiciera ver o creer que el mismo pudiera estar vivo", remarca el auto, en el que se recuerda que el hecho de que supieran que David había disparado y lo encubrieran "no está penado", al ser familiares directos.

Mención aparte merece la madre del autor material, puesto que sí entró en la vivienda del escayolista. En conversaciones telefónicas se indica que lo hizo, aunque el día de la trifulca estaba con su marido fuera de Miranda y "no existe indicio claro" de que regresase a tiempo de haber hecho algo por salvar a la víctima.