Los tumores y las cardiopatías causan la mitad de las muertes

EFE
-

En España fallecieron 427.700 personas en 2018, un dato un 0,8 por ciento más alto que el registrado el año anterior

El 96,3 por ciento de los decesos son por causas naturales.

En España murieron el año pasado 427.721 personas, 3.198 más que el año anterior. En términos relativos, la tasa de mortalidad ascendió a 915,3 fallecidos por cada 100.000 habitantes, con un aumento del 0,3 por ciento respecto al año anterior. Y ellos mueren más que ellas: la tasa masculina fue de 944,7 fallecidos por cada 100.000 hombres y la femenina de 887,1 por cada 100.000 mujeres, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).
¿Y de qué fallecen los españoles? Pues el 54,7 por ciento de las muertes en el país en 2018 fueron por enfermedades del sistema circulatorio (primera causa de muerte en mujeres) y por tumores (principal motivo en hombres), tal y como se refleja en la estadística Defunciones según la causa de muerte.
En este informe se aprencia también un descenso del 3,8 por ciento de los suicidios respecto a 2017, si bien continúa siendo la primera causa de muerte externa; seguido de las caídas accidentales (con 3.143 fallecimientos y un aumento del 2,8 por ciento), el ahogamiento, sumersión y sofocación (con 3.090 y un descenso del 0,8 por ciento) y los accidentes de tráfico (1.896 personas, un 2,4 % menos).
Destaca el INE en este estudio que el 96,3 por ciento de las defunciones se debieron a causas naturales; murieron 411.953 personas por ellas, un 0,8 por ciento más que en 2017.
Por grupos de enfermedades, las del sistema circulatorio volvieron a ser la primera causa de fallecimiento, con el 28,3 por ciento del total (y una tasa de 258,6 muertos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores, con el 26,4 po ciento del total (y una tasa de 241,2), y de las enfermedades del sistema respiratorio, con el 12,6 (y una tasa de 114,9).
Respecto al año anterior, los fallecimientos debidos a enfermedades del sistema respiratorio aumentaron un cuatro por ciento. Por el contrario, los debidos a alteraciones del sistema circulatorio y los originados por tumores disminuyeron un 1,3 y un 0,5 por ciento, respectivamente. Por sexo, los cánceres fueron la primera causa por la que perecieron los hombres y la segunda en mujeres. Los que más muertes provocaron volvieron a ser de bronquios y pulmón, seguidos del de colon.