Las UCI están al 71%, pero Casado garantiza más camas

SPC
-

La consejera de Sanidad señala que se estudia habilitar instalaciones no sanitarias en centros pequeños por si fuera preciso cuando se llegue al 'pico'

Labores de desinfección durante estos días de atrás ante la entrada de Urgencias del Hospital Universitario de Burgos. - Foto: Luis López Araico

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, afirmó ayer que existe capacidad de expansión aun en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales de Castilla y León para dar una respuesta a los casos ingresados y subrayó que existen en todos ellos camas ampliadas, pero hasta el momento no se están utilizando porque aún no se ha llegado a ese nivel.
En su comparecencia diaria vía telemática para informar de la evolución del coronavirus, Casado precisó que existen 216 camas para adultos en las UCI hospitalarias y 21 en pediatría y recordó que la ocupación actual es del 71 por ciento, aunque reconoció que algunos hospitales pueden estar llegando a su capacidad total, en cuyo caso se acudiría a las ampliables de camas en otros lugares de los mismos centros hospitalarios.
Por ello, precisó que los recursos de la sanidad privada, que se pusieron a disposición de la Junta de Castilla y León, se utilizarán en función de los casos y a ellas se trasladarán, en todo caso, los más leves, aunque sí señaló que hay 80 pacientes ingresados en San Juan de Dios en Burgos y 72 en Monte San Isidro de León, ambos centros privados con los que existe un concierto por parte de Sacyl.
Respecto de la posibilidad de contar con recintos feriales o de otro tipo para uso sanitario, como ocurre en Madrid con Ifema, explicó que está previsto en los planes de contingencia de los hospitales, pero aseguró que en este momento no es necesario porque la situación se encuentra en el nivel uno, según informa Ical. No obstante, precisó que se estudia esa posibilidad en el caso de los centros más pequeños por si fuera necesario. Al hilo de ello, Casado indicó que la Junta ha solicitado al Ministerio de Sanidad que se permita la utilización de la cárcel de Soria y el local del Imserso.
Residencias.

En cuanto a la posibilidad de que los residentes que se encuentren sanos en centros de mayores privados puedan ir a sus casas para evitar contagios, se decantó por la menor movilidad y por «tocar lo menos posible» a esas personas, aunque señaló que, si la familia lo pide, habría una evaluación de las gerencias de servicios sociales y de sanidad.
No obstante, tras desaconsejar los traslados de mayores aunque se encuentren sanos, recordó que una vez en domicilios no podrán regresar a los quince días, sino que tendrán que esperar a que la situación y evolución mejore.
Material.

Por otro lado, Casado garantizó que habrá material de protección para los profesionales porque se «va a desbloquear» tanto las entregas por parte del Ministerio de Sanidad como la llegada de las compras realizadas por la Junta a China, lo que estimó que podría llegar a mitad de esta semana, ya que cada ocho días necesitan un volumen algo superior al medio millón de suministros de protección individual.
Así, la consejera avanzó que la Junta ya había repartido 248.380 mascarillas en hospitales y 141.250 en residencias. Casado insistió en que la Junta hace un llamamiento a todas las empresas que puedan colaborar en la fabricación de mandiles, pantallas y todo tipo de materiales necesarios.
Asimismo, detalló que el pasado domingo llegó un cargamento del Ministerio que se estaba inventariando y que, a primera hora de la tarde, llegó a manos de la Junta con 493.350 artículos, de las que 191.030 eran mascarillas de diversos tipos y 298.000 guantes, el resto eran batas y frascos de solución hidroacohólica.
No obstante, insistió en que Castilla y León tiene «más necesidad de material» y confió en que esta semana empiecen a llegar los aviones contratados previamente por la Junta que se sumaría a todas las donaciones y a lo que viene desde el Ministerio.
Casado reiteró que se necesitan más pruebas de detección molecular y confió en que, cuanto antes, se puedan poner en marcha de forma generalizada los test rápidos, a la vez que aclaró que Sacyl cuenta por el momento con respiradores suficientes y aún tienen que llegar más ya comprados.
Finalmente, laconsejera se refirió al registro en el sistema Medora de cerca de 10.000 casos, aunque detalló que son todos los casos de declaración obligatoria urgente, tanto leves como moderados y graves, y además los de otras patologías como gripe, aunque reconoció que está «sobredimensionado» ya que cuando se hagan las pruebas rápidas algunos de ellos darán negativo.