La Soledad llora y los burgaleses se contagian del luto

I.L.H.
-
La Soledad llora y los burgaleses se contagian del luto - Foto: Jesús J. MatÁ­as

Varios centenares de cofrades de Nuestra Señora de la Soledad y otras cofradías arropan a la Virgen en su procesión. Llevada en andas por 20 costaleros y luciendo el manto de 1901, escucha cantar a las salesas y le saludan los ancianos de Barrantes

La procesión de la Soledad ha atraído a numeroso público en la noche más apacible de esta Semana Santa. El paso de Ildefonso Serra ha salido a las 8 en punto de la iglesia de Santa Águeda mientras le cantaban una saeta a la dolorosa. Los cofrades de Nuestra Señora de la Soledad y su banda, así como miembros de otras cofradías -incluida la del Santísimo Cristo del Milagro de Aranda de Duero- y la agrupación musical de San Fernando Rey han procesionado ofreciendo una estampa de las más apreciadas de la fiesta. Una treintena de costaleros se han turnado para llevar a hombros a la Virgen escoltados por los soldados del Regimiento de Caballería 'España' número 11, con quienes están hermanados.

Como novedad este año, además del 'Stabat mater' que le cantan las monjas de las salesas, los ancianos de la residencia de Barrantes han tenido un palco en primera fila para ver la procesión a las puertas del centro. Los mayores han entonado, además, la canción 'Tomad virgen pura' y el párroco de Santa Águeda, tras rezar deletreando el nombre de la Soledad, se ha dirigido a ellos dándoles un papel destacado en la procesión de su barrio.

En el 75 aniversario de la refundación de la cofradía de la Soledad han procesionado con el paso antiguo, luciendo el manto de 1901 y con los nuevos angelotes pasionistas a los pies de la Virgen.

Como el Consejo de Ministros no les ha concedido el indulto de un preso -y ya van tres años en blanco- no han podido liberarle en el arco de Santa María como solían hacerlo.