La incertidumbre de Michu

ROBERTO MENA
-

El director deportivo del Burgos CF tiene la mente puesta en la próxima campaña, aunque indica que para iniciar el trabajo es importante que se despejen algunas incógnitas, como «las fechas de inicio y su formato»

El director deportivo del Burgos CF ya mira a la próxima campaña, pero necesita que se resuelvan algunas incógnitas importantes. - Foto: Alberto Rodrigo

Salvo sorpresa monumental la próxima semana, la temporada ha concluido para el Burgos CF. La crisis sanitaria ha impedido comprobar hasta dónde hubiera llegado el conjunto blanquinegro en esta última parte de la campaña. Aunque la dirección deportiva, con Miguel Pérez ‘Michu’ a la cabeza, hace tiempo que tiene puesta su mente en el próximo curso, ya que en el actual todo el trabajo estaba hecho y solo había que esperar el resultado final. La incertidumbre de lo que puede ocurrir la temporada 20/21 mantiene a la expectativa al responsable blanquinegro, que no tiene claro el escenario que se va a encontrar la próxima temporada.

Durante el confinamiento, el asturiano sigue almacenando información sobre los futbolistas que podrían ser interesantes de cara al nuevo proyecto, aunque su preocupación se centra es «saber las fechas y el formato de competición de la próxima temporada». «No es lo mismo que haya muchos miércoles-domingo, a que solo haya domingos. Igual cambia hasta el play off. Son muchos aspectos los que hay que tener en cuenta», responde. El objetivo es planificar la próxima campaña con mimo y antelación y es que Michu deja clara cuál será la meta: «El ascenso a Segunda División».

Sigue viendo partidos y haciendo informes de jugadores, ya que quiere tener todo preparado para empezar a actuar en el momento en el que quede definida la competición y se abra el mercado. «Es importante tenerlo todo anotado en la base de datos para tener toda la información sobre los futbolistas que te interesan desde el primer momento», explica.

Una vez que el Burgos comience a trabajar en el proyecto 20/21 otra de las decisiones importantes tendrá que ver con la actual plantilla, en la que hay varios jugadores interesantes de cara al próximo curso y que no tienen contrato. Otros cuentan con un año más, pero que no entran en los planes de futuro.

Michu no da nombres, aunque hay jugadores llegados en el mercado de invierno que han demostrado su valía y su vinculación termina el 30 de junio. Miki, Cerrajería o Lobato son tres ejemplos. «Tenemos claro las cosas que queremos para el año que viene y lo que debemos reforzar», se limita a decir el director deportivo.

También señala que hablarán con los jugadores que tienen contrato en vigor para el siguiente curso. «Hay que conocer su opinión. Con algunos hay que hablar para tratar de regularizar su situación. Lo primero es que sepan la opinión del club», expone. Este apartado el asturiano tiene una complicada labor por delante.

Filial. Que el Burgos CF cuente con un filial es uno de los objetivos prioritarios de Michu. «Creo que lo vamos a tener la próxima temporada, lo que no sé es en qué categoría. Se está trabajando para que pueda ser en Tercera. También está la opción de crear uno propio en Provincial o si está en Regional ahorraríamos una categoría. Pero el objetivo a medio plazo es que el filial esté en Tercera. Sería importante para el primer equipo y para los chicos de la cantera que lo están haciendo muy bien», destaca.

Ahonda en la importancia de que el primer conjunto juvenil esté en la máxima categoría e insiste en que el futuro segundo equipo pueda estar en la cuarta división del fútbol nacional. «Sería un lujo para nosotros. Muchos de esos chicos podrían seguir formándose en una categoría cercana a la que está el primer equipo», comenta.

Señala que este tema lo está llevando directamente «la dirección general y la propiedad». «Están en nuestra onda y saben que es importante. Sé que están trabajando mucho para conseguirlo», indica.