Garoña quiere localizar profesionales en la comarca

A.C.
-

La Oficina de Dinamización del Área de la central nuclear y Nuclenor trabajan para fomentar el empleo local en la ejecución de tareas de predesmantelamiento

Garoña quiere localizar profesionales en la comarca

Ocho años y medio después de que Garoña detuviera su reactor y tras casi tres en situación de cese definitivo de actividad, Nuclenor sigue avanzando en las tareas preparatorias del futuro desmantelamiento. Lo hace en un proceso de estrecha colaboración con la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (Enresa), que está confiando a la propietaria de la central la contratación de numerosas tareas, que la empresa pública costea. El próximo contrato que Nuclenor está en vías de adjudicar a una firma especializada hará posible la retirada del amianto y el material calorífugo de las tuberías y  distintos equipos del edificio de turbinas y para su ejecución Nuclenor y la Oficina Técnica de Dinamización del Área de Garoña trabajan de la mano en la localización de profesionales de Las Merindades. 

Nuclenor tiene ya sobre la mesa varias ofertas de empresas especializadas en estas tareas, que si se cumplen los planes iniciales y la pandemia no lo impide, podrían comenzar en otoño, una vez se seleccione la mejor propuesta. "La voluntad de Nuclenor es fomentar el empleo en el entorno de la central" y de ahí que en colaboración con la Oficina Técnica de Dinamización del Área de Garoña se hayan dado a conocer los perfiles profesionales que precisará la empresa que se quede con el contrato. Después, será la adjudicataria la que tendrá la libertad de elegir, pero Nuclenor quiere contar con una de bolsa de empleo que garantice disponer de los perfiles profesionales necesarios.

La Oficina Técnica de Dinamización del Área de Garoña ya ha trasladado a todos los municipios esta información y está intermediando para recibir curriculum y facilitárselos a Nuclenor. En apenas un día y medio de difusión ha recibido una decena de llamadas de personas interesadas. No todas encajan en los perfiles que se precisan, pero sus datos quedarán registrados para futuras ofertas.

En esta ocasión, se van a necesitar técnicos de protección radiológica, oficiales de segunda montadores de andamios, oficiales de primera supervisores de andamios y oficiales desamiantadores. En todos los casos será preciso poseer el título de Formación Profesional de Grado Superior, en cuyo caso no se precisa experiencia, o el de FP I o Grado Medio, pero con entre 18 y 36 meses de experiencia. Aunque también serán necesarios técnicos en prevención de riesgos laborales, encargado jefe de equipo y jefe de obra, lo más probable es que estos profesionales ya vengan con la empresa que se quede con el contrato. 

López de Eguilaz avanza que se trata de una primera oferta de empleo, a la que seguirán muchas otras, dado que la Oficina Técnica de Dinamización aspira a mantener los lazos con Nuclenor ahora y con Enresa, después, una vez que la central pase a ser de su titularidad y comiencen los trabajos del desmantelamiento que se prolongarán durante 10 años. Otra tarea ya subcontratada por Nuclenor ha sido la realización del inventario físico y radiológico , así como la caracterización radiológica del edificio de turbinas.