El parque de aventura cree en el tirón del turismo interior

A.C.
-

La empresa adjudicataria de las instalaciones de Pedrosa de Valdeporres, que trabaja para abrir este verano, potenciará su restaurante con 4 terrazas panorámicas

El parque de aventura cree en el tirón del turismo interior

El parque multiaventura de la Merindad de Valdeporres, bautizado como Valterria, iba a abrir sus puertas la pasada Semana Santa, pero la alerta sanitaria dio al traste con todos los planes. Pese a ello, sus seis socios, tres de los cuales trabajan in situ en la puesta a punto de las instalaciones desde hace meses, siguen con la vista puesta en la inmediata apertura, una vez que el estado de alarma lo permita. Desconocen si será posible y, en qué medida, el disfrute de sus circuitos de aventura, pero confían en una gran baza para salvar el verano, sus cuatro terrazas panorámicas con vistas de ensueño a las montañas de la Merindad de Valdeporres. La restauración, que iba a ser un complemento, ahora admiten que "podría convertirse en uno de sus puntos fuertes".

Enrique Larena, portavoz de Valterria Aventura, está sondeando el futuro próximo del mercado turístico y todo indica que muchas familias van a pasar todas sus vacaciones en el medio rural y van a apostar por el pueblo antes que por salidas a las populosas playas del litoral español o destinos internacionales. Muchos propietarios de segundas residencias en la comarca o que cuentan con casas familiares para alojarse, ya planean sus vacaciones estivales en Merindades y, por ello, la empresa adjudicataria del parque confía en convertirse en un gran atractivo para esos turistas de interior que este verano alargarán sus estancias habituales en la comarca.

Para ellos, en Valterria van a habilitar hasta cuatro terrazas que podrían albergar 100 mesas en condiciones normales. Ante las limitaciones actuales y la necesidad de guardar las distancias de seguridad, calculan que se tendrán que reducir a entre 30 y 35 mesas, en las que ofrecerán comidas y cenas mediante un sistema de autoservicio, en el que el cliente deberá ir a recoger sus platos una vez preparados.

Sobre si el Gobierno les permitirá o no abrir al público las actividades de los siete circuitos multiaventura, los gestores del parque aún tienen mucha incertidumbre, pero esperan que "en el peor de los casos" se puedan poner en marcha el castillo de madera y redes para los más pequeños, muy cercano a la zona de restauración, y un circuito familiar diseñado para padres e hijos sin apenas peligro. El bosque de las muelas podría ser un tercer circuito de fácil apertura, pero carece de iluminación nocturna y habría que buscar una solución, dado que en Valterria planean potenciar las visitas de tarde y noche.

Si los planes del Gobierno se mantienen, el próximo 22 de junio se abrirán las fronteras de las provincias que permitirían la llegada del gran flujo de visitantes del País Vasco. Pero sea esa u otra la fecha de la apertura interprovincial, en la empresa trabajan para intentar abrir incluso antes para el público residente en Las Merindades. Otro de los servicios que estará disponible en esas fechas será el alquiler de las 30 bicicletas eléctricas del parque con tres rutas al embalse del Ebro, Puentedey y Brizuela y Sotoscueva. Asimismo, proyectan ofertar el alojamiento en las dos casas tótem del parque, con dos plazas cada una y, de nuevo, vistas de ensueño. En el camino han quedado numerosas de reservas de grupos de escolares de la comarca, Burgos y Cantabria, pero en Valterria Aventura miran hacia delante.