Burgos, en emergencia por las inundaciones causadas por Elsa

DB
-

Las intensas precipitaciones dejadas por la borrasca en las últimas horas han provocado la crecida de varios ríos en Burgos

GALERÍA

Media provincia, inundada tras el paso de la borrasca Elsa

Las intensas precipitaciones caídas en las últimas horas al paso de la borrasca Elsa han provocado la crecida de varios ríos en la provincia de Burgos y han llevado al delegado de la Junta en Castilla y León, Roberto Saiz, a activar el Plan de Protección Civil de Castilla y León por inundaciones (Inuncyl) en su situación 1.

El delegado se encuentra en permanente contacto con los alcaldes de las localidades más amenazadas. En Salas de los Infantes la situación es "esperanzadora" y no parece que el Arlanza y sus afluentes vayan a causar demasiados problemas, sí los ha habido en Melgar de Fernamental, en la zona más próxima al río, aunque parece que también están controlados. Actualmente, preocupa el Valle de Valdivielso y la crecida del Ebro en Miranda, que no llegará hasta la noche.

Los problemas se suceden desde primera hora de la mañana y afectan a zonas bañadas por los ríos Rudrón, Arlanza, Pedroso, Ubierna, Ciruelos, Odra y Ebro.

Campos anegados por el Brullés en Villegas.Campos anegados por el Brullés en Villegas. - Foto: Jesús Javier Matías

Esta mañana se ha tenido que cortar la carretera en el acceso a Atapuerca y barrios de Colina y el agua llega prácticamente hasta la Nacional I. 

En Melgar de Fernamental, el río Pisuerga también se ha salido de su cauce y se ha evacuado la zona de los alrededores del instituto (vídeo).

En Burgos capital en Arlanzón también baja totalmente colmado, de tal modo que es imposible ver ya las riberas o caminar por ellas, pues están parcialmente cubiertas por agua.

El río Arlanzón, a su paso por la capital. El río Arlanzón, a su paso por la capital. - Foto: Valdivielso

En las últimas horas  han caído 76,8 litros por metro en Basconcillos del Tozo, 66,8 en Sargentes de la Lora, 65,5 en la sierra de Urbión, 56,6 en Quintanaloma y más de 50 en los embalses del Arlanzón y del Uzquiza, según los datos recogidos por la Agencia Estatal de Meteorología y las Confederaciones Hidrográficas del Duero y del Ebro y facilitados por la Subdelegación del Gobierno. 

 

RECOMENDACIONES

El río Brullés, a la altura de Villegas. El río Brullés, a la altura de Villegas. - Foto: DB

Ante la posibilidad de que haya zonas afectadas por inundaciones, la Agencia de Protección Civil recomienda seguir una serie de consejos para evitar incidentes. En primer lugar, hay que notificar la situación al 112 lo antes posible y especificar la zona donde se encuentra, personas afectadas, nivel del agua, posible evolución… Asimismo, es conveniente retirar del exterior de su casa los muebles y cualquier objeto que pueda ser arrastrado por las aguas, así como desconectar todos los aparatos eléctricos.

También es importante abandonar la vivienda y acudir al lugar preestablecido, tanto en el caso de que esté en peligro como si lo ordenan las autoridades competentes, así como evitar bajar a los subterráneos o permanecer en sitios bajos.

Si se está en un vehículo es conveniente que se circule por rutas principales y autopistas y se aminore la velocidad, evitando estacionar a la orilla de ríos, cauces de barrancos, torrentes y sus puentes. Además, es desaconsejable cruzar con un vehículo vados de cursos de agua.

En caso de que el agua empiece a subir de nivel en la carretera, si el vehículo se atasca, si al cruzar una corriente el agua está por encima del eje o si llega más arriba de la rodilla, hay que prepararse para abandonar el coche y dirigirse a las zonas más altas.

En el caso de que la inundación sea en la calle o en la montaña, hay que localizar los puntos más altos y dirigirse hacia ello, tratando de alejarse de las bases de colinas para no verse atrapado por el agua que cae por las laderas.

Ante cualquier emergencia, llamar al teléfono 112.