Los centros comerciales activan mañana más de 70 negocios

G. ARCE
-

Parque Burgos, El Mirador y El Camino de la Plata abren sus puertas con controles de acceso para respetar aforos de un máximo del 30% y cumplir todas las medidas sanitarias y de higiene

Los centros comerciales activan mañana más de 70 negocios

La entrada en la fase 2 de la desescalada supondrá mañana lunes la reapertura de las tres grandes galerías comerciales de la ciudad (Parque Burgos, El Mirador y Camino de la Plata) que en conjunto reúnen a más de 70 negocios de comercio, restauración y ocio y a una plantilla que -incluida la de los supermercados que ha permanecido activa durante toda la crisis- alcanza los 1.200 puestos de trabajo directos en la capital.
Las medidas higiénicas, sanitarias y de seguridad implantadas son extremas, pues estos tres complejos comerciales acogen cada día a más de 8.000 visitantes en conjunto, cifra que se multiplica los fines de semana -especialmente los invernales- o durante las grandes campañas de compras y rebajas.
Los gerentes de estos espacios son conscientes de su responsabilidad pues, a partir de mañana, se convertirán en grandes generadores de movilidad en el interior de Burgos capital y del resto de la provincia y su gestión sanitaria estará estrechamente supervisada por las autoridades civiles y sanitarias.
Esperan, además, un efecto llamada después de tres meses de confinamiento en los hogares, e insisten en un mensaje: el uso de marcarilla, gel desinfectante y guantes es obligatorio en el interior de estos complejos.
De entrada, el control de los aforos de público -establecidos en sus planes de autoprotección- será la clave. La fase 2 permite un 30% de ocupación de las zonas comunes de las galerías comerciales, aunque las áreas de descanso y los parques infantiles permanecerán cerrados hasta la fase 3. Por lo que respecta a los comercios y establecimientos de restauración, el aforo será del 40% y a la entrada de los locales se detallará el número exacto de personas que pueden estar dentro.
Hay parques comerciales que realizarán un conteo manual de personas por parte de los vigilantes de seguridad en sus accesos principales y otros, como es el caso de El Mirador, que cuentan con sistemas de cámaras colocados en el inicio y el final de las escaleras mecánicas que permiten controlar al momento la entrada y salida de personas.
En el centro comercial donde se ubica Carrefour no podrán superar las 2.400 personas en su interior (su aforo es más de 8.000). Todas ellas contarán con dispensadores de jabón, guantes y papel en los accesos y a lo largo de todo el recorrido de la galería comercial y el hipermercado. Los carros de compra y las escaleras y pasillos serán permanentemente desinfectados.
Por el momento, el parking y el acceso por la planta superior permanecerán cerrados y en el aparcamiento habrá una zona reservada para el estacionamiento del personal sanitario. Estos profesionales y los clientes mayores de 65 años serán prioridad en la atención del personal del centro.
dos metros. Los dos metros de distancia personal son el criterio aplicado para la distribución de personas en las galerías, que deberán seguir las señales de vinilo colocadas en el suelo, tanto para desplazarse como para guardar cola para la entrada en un establecimiento concreto.
En estas galerías ya llevan varios días abiertos algunos establecimientos, como los de telefonía, ópticas, hipermercados y también, en el exterior, los talleres de resparación de vehículos. Mañana les toca a las tiendas de moda, calzado, deportes, complementos, perfumerías, jugueterías o librerías, entre otros, así como bares, cafeterías y restaurantes, cada cual con sus normas de aforo y medidas de distanciamiento sanitario.   
Los aseos son un punto crítico  y se han adoptado medidas extraordinarias como la inhabilitación de los urinarios de forma alterna (con un embalaje de cartón) para evitar contagios mientras se realizan las necesidades.
«Hemos tenido inspecciones de Sanidad y Carrefour es la primera empresa de distribución certificada por Aenor como espacio seguro de la covid-19», explican Óscar Valdivielso y Javier Losa, directores de El Mirador y Carrefour, respectivamente. Ambos complejos aglutinan a cerca de 500 trabajadores, cuya seguridad sanitaria es también una prioridad.
parque burgos. En el complejo de Parque Burgos, El Corte Inglés abrirá al público toda su oferta comercial, además de Hipercor, que ha venido prestando servicio las últimas semanas.  El aforo total de este complejo de 17.189 m2 construidos es de 2.794 personas, por lo que el límite máximo a partir de mañana estará en las 1.118, el 40% establecido por decreto ley. Les atenderán 310 empleados de la cadena (muy pocos se han visto afectados por el ERTE), más otros 30 centrados en las labores de seguridad y limpieza.
Además de las medidas de aforo y sanidad comunes a todos los centros, la cadena ha cuida especialmente cuestiones como las devoluciones de artículos o el uso de probadores. Respecto a la primera cuestión, los productos devueltos serán sometidos a una higienización (con planchado y exposición a luz ultravioleta), las bolsas serán destruidas y las perchas desinfectadas.
Los probadores también tendrán control de acceso respetando las distancias de 2 metros, y las prendas utilizadas y no vendidas serán sometidas a un proceso de higienización con vapor y luz ultravioleta.
En la perfumería no se probarán productos sobre el cliente y habrá que ponerse protectores a la hora de probar unos zapatos o un sombrero, entre otras precauciones.
En el Camino de la Plata abrirán 45 establecimientos comerciales y de restauración. También se extreman las medidas de seguridad y aforo y la empresa propietaria, la inmobiliaria comercial Ceetrus, ha planteado unas acciones de acompañamiento comercial, de marketing y de formación a los comerciantes para ayudarles a facilitar sus aperturas e impulsar sus ventas.
«Desde que se decretase el estado de alarma en todo el país, hemos trabajado de manera incansable para estar preparados el día de la ‘vuelta a la nueva normalidad’. En todos nuestros centros comerciales se están llevando a cabo exhaustivos protocolos de limpieza y seguridad para transmitir confianza a nuestros clientes. Además, hemos facilitado formación y ayuda a los comerciantes y trabajadores de los establecimientos para frenar la caída de las ventas en esta desescalada», afirma Daniel Lorenzo, responsable de innovación y marketing de Ceetrus.