Cecale pide a Tudanca que medie ante el Gobierno central

SPC
-

El líder de los socialistas de la Comunidad traslada el reconocimiento y apoyo a las pymes y autónomos durante una reunión telemática

Cecale pide a Tudanca que medie ante el Gobierno central

La Junta Directiva de Cecale instó hoy al secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, a trasladar al Gobierno la necesidad de nuevas medidas para garantizar una salida a la parálisis económica. Los representantes de la patronal y del PSOE mantuvieron una reunión a través de videoconferencia, a la que asistió el presidente de la organización, Santiago Aparicio. En el encuentro, Tudanca trasladó las propuestas presentadas al Gobierno de Castilla y León y que suman más de 3.000 millones de euros en materia de servicios sociales, economía y empleo para el sector agroalimentario o a los ayuntamientos.

Todas las medidas, señaló Tudanca, son “vitales” para superar la crisis y lograr la recuperación económica ante una pandemia que está afectando a la base del tejido empresarial de nuestra Comunidad, formada, principalmente, por pymes y autónomos.

Tras la aprobación de medidas económicas por parte del Gobierno de España, “es la hora de que la Junta ponga en marcha sus medidas y complemente las del Estado”. En el encuentro virtual también se dieron cita la viceportavoz del Grupo Socialista, Virginia Barcones, y el coordinador del área económica, José Francisco Martín. Durante el mismo, los dirigentes socialistas escucharon de primera línea las inquietudes del sector empresarial, al que reconocieron el esfuerzo realizado en esta dura situación. Asimismo, se acordó mantener un contacto permanente ante la evolución de la pandemia y los efectos en el sector empresarial de Castilla y León.

En la reunión, Cecale solicitó a los representantes del PSOE la importancia de que hagan llegar al Gobierno central la “complicada situación” del empresariado de la Comunidad y la “necesidad de que implante, cuanto antes, medidas que den seguridad jurídica y fiabilidad a las empresas y a los inversores, instrumentalizadas a través del diálogo social, para adaptar la actividad económica a la evolución diaria de la pandemia”.

En opinión de Cecale, el Gobierno debe garantizar, una vez superada la emergencia sanitaria, una salida rápida a la parálisis económica, la pervivencia de las empresas, cuya actividad y facturación “han caído en picado”, y del empleo.

De este modo, la Confederación Empresarial ha insistido durante la reunión en la necesidad de que el Gobierno suspendan temporalmente el pago de impuestos, de modo que las empresas tengan capacidad de tesorería y liquidez, ya que de no llevarse a cabo esta moratoria generalizada, no sólo un número incalculable de empresas y autónomos “podrán desaparecer, sino que se destruirían numerosos puestos de trabajo”, tal y como ya han reflejado las cifras del paro publicadas hoy y que, además, “evidencian que las empresas están acudiendo, de forma mayoritaria, a medidas de regulación temporales (ERTES) buscando el menor impacto en el empleo”.

Igualmente, pidió al PSOE que traslade las necesidades de liquidez de las empresas y apoye a todas aquellas que se están viendo amenazadas al cierre, pues si no se da solución, difícilmente podrán salir de esta crisis en la que se están viendo inmersas.

Por último, se ha abordado la importancia de que se traslade al Ejecutivo el “grave riesgo” que puede tener para el sector de la formación la nueva medida en materia laboral aprobada por el Ejecutivo central a través del Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, que conlleva una reducción sustancial de los fondos que reciben las comunidades autónomas para desarrollar sus políticas de empleo, “pues una vez finalizado el estado de alarma se requerirá un mayor refuerzo de la formación”.

En un mundo global como el actual, es “determinante para empresas y trabajadores disponer de estos fondos, que además de ser aportados por ellos, les permiten actualizar los conocimientos de las plantillas, y adaptarse hacia una mejora continua que les permita no perder competitividad”.