Una burgalesa en la NASA

ICAL
-
Laura Rojo - Foto: Ricardo Ordóñez (ICAL)

Laura Rojo muestra su sorpresa por estar entre los siete jóvenes españoles que han sido seleccionados para hacer un entrenamiento espacial en Alabama

Laura Rojo, estudiante de 17 años del colegio San Pedro y San Felices de Burgos, viajará durante una semana en agosto al Space Camp de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), situado en Huntsville (Alabama). Un logro que ha obtenido junto a otros siete alumnos de Almería, Gerona, Madrid, Valencia, Fuerteventura y Barcelona, entre más de 700 solicitudes.

Con motivo de la celebración de la llegada a la Luna de los astronautas de la NASA, Neil Armstrong y Buzz Aldrin, la Embajada de Estados Unidos en Madrid convocó a finales del mes de febrero un concurso nacional, con el objetivo de seleccionar a ocho estudiantes de entre 15 y 17 años para viajar a Estados Unidos y poder conocer de primera mano cómo es un entrenamiento espacial.

Para poder participar, los jóvenes debían cumplir una serie de requisitos, entre ellos tener un buen nivel de inglés, unas buenas calificaciones de Secundaria, y además tenían que grabarse en vídeo hablando en ese idioma y explicando cuáles son los motivos por lo que les gustaría conocer este campamento espacial.

Laura, con su sudadera de la NASA, envío su video sin “pensar que se lo iban a dar”, afirma, pero asegura que lo hizo porque “siempre hay que intentar las cosas”. “Al final ha sido una sorpresa poder ir. Es viajar a Estados Unidos y a la NASA, que es la cuna de la exploración espacial y el desarrollo en tecnología”. Por su parte, su madre, Mónica Guerrero, señala que para ellos fue una “gran sorpresa”, porque no esperaban que fuese a ser elegida, aunque siempre le anima a que “participe en todo lo relacionado con la ciencia”.

La joven nunca imaginó que aquel sueño que tenía cuando era pequeña se haría en algún momento realidad. “Siempre me ha interesado saber cómo funcionaban las cosas”, cuenta. “Bromeaba con mis amigos si iba a trabajar en la NASA dentro de muchos años, pero nunca me había imaginado de verdad poder vivir esta experiencia”, asegura la joven.

Califica la experiencia de “increíble” porque "nos van a dar una visión de cómo se vive realmente allí, de cómo viven los astronautas”, afirma Laura.

Asimismo, confiesa que no descartaría hacer carrera en esta institución, puesto que es una de las “potencias de investigación espacial”. Le gustaría dedicarse algo enfocado en la exploración espacial o en la física.

Laura Rojo cursa actualmente primero de Bachillerato, y asegura que en unos años le interesaría estudiar algo relacionado con la física, aunque “tampoco descarta estudiar una ingeniería” , afirma. En este sentido, declara que dos de las asignaturas que más le interesan son las matemáticas y la ciencia, aunque también la tecnología.

Su pasión por la ciencia le llevó hace tres años a apuntarse al programa STEM Talent Girl Burgos, un proyecto de mentorización para el desarrollo del talento STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), que busca además fomentar en las niñas vocaciones científico-tecnológicas, para “inspirar y empoderar a la próxima generación de mujeres y líderes en ciencia y tecnología”, tal y como señalan desde el proyecto.

En este aspecto, Laura señala que es cierto que actualmente hay menos alumnas en carreras como ingeniería, matemáticas o física, y que considera que esto es quizás por la “idea que tenemos de que los chicos son a los que se les da bien las matemáticas”, por ello, iniciativas como el proyecto STEM Talent Girl “son importantes, porque nos dan una visión y modelos de chicas que han estudiado ingenierías”, destaca. Además, les permite estar en contacto con investigadoras, “para nosotras es un ejemplo a seguir”, indica.

Es por esto que Laura , desde su propia experiencia, quiere transmitir a otras jóvenes estudiantes de materias STEM que tal vez ahora son menos las mujeres que se dediquen a estos temas, pero que “son igual de buenas que los chicos en matemáticas, en ciencias”, y añade que “siempre y cuando sea tu pasión y sea lo que de verdad te gusta, hay que ir a por ello porque merece la pena”, subraya.