CaixaBank dona 24.500 euros a Fundación Secretariado Gitano

SPC
-

La entidad financiera, a través de la Fundación 'La Caixa', colabora para estrechar la brecha digital a la que se enfrenta el alumnado gitano durante el confinamiento

Un joven solicita información en la Fundación Secretariado Gitano

CaixaBank donará 24.500 euros a Fundación Secretariado Gitano para apoyar a familias  vulnerables del colectivo en Castilla y León ante el coronavirus. A través de su Acción Social y en colaboración con la Fundación ‘La Caixa’ y Fundación Secretariado Gitano, desarrollan diferentes acciones de apoyo a las familias gitanas más desfavorecidos de Castilla y León para estrechar la brecha digital del alumnado ante los efectos de la pandemia del coronavirus, informa Ical.

La aportación se distribuirá en material informático, conexiones a internet y profesorado de apoyo educativo, facilitando ayudas individualizadas de manera telemática para favorecer que el alumnado gitano pueda seguir el desarrollo del curso con normalidad y en igualdad de condiciones que el resto de los estudiantes castellanos y leoneses.

Desde la Fundación Secretariado Gitano señalaron que la tasa de pobreza infantil gitana asciende al 89 por ciento, siendo un 51 por ciento de este porcentaje pobreza extrema, por ello, es urgente poder paliar la brecha que se agrava en esta situación de confinamiento ya que el 79 por ciento de los hogares gitanos no tienen ordenador ni acceso a internet, lo que repercute directamente en adquisición de conocimientos, habilidades y competencias digitales, agudizando la desigualdad en su proceso educativo.

La Acción Social, uno de los pilares del Plan de RSC de CaixaBank 

Gracias a su capilaridad territorial, la red de oficinas de CaixaBank puede apoyar a la Fundación ‘La Caixa’ en su labor social, detectando necesidades de entidades sociales locales y canalizando una parte de su Obra Social, según subrayaron hoy fuentes de la entidad finanicera a través de un comunicado de prensa.

La colaboración entre ambas instituciones hace posible que miles de pequeñas y medianas entidades sociales solidarias puedan acceder a ayudas económicas para sacar adelante sus proyectos. Cada año, más de 11.000 proyectos reciben, en conjunto, unos 44 millones de euros en favor de más de 7.000 entidades sociales de todo el país.

La Acción Social es uno de los pilares del Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de CaixaBank dentro de su modelo de banca socialmente responsable. Además de la distribución de ayudas económicas de la Fundación ‘La Caixa’, Acción Social promueve el voluntariado de los empleados de CaixaBank organizando Semanas Sociales, a las que se adhiere cerca de la mitad de la plantilla; impulsa su participación en cientos de talleres de educación financiera; y organiza la recogida anual de millones de litros de leche con destino al Banco de Alimentos.

CaixaBank es, según destacaron, una entidad con “una vocación profundamente social”. Fruto de la herencia que ha recibido, mantiene una actitud de servicio a la sociedad y a sus clientes. Por ello, señalaron que tiene “un compromiso firme con la inclusión financiera y es la única entidad presente en el cien por cien de las poblaciones de más de 10.000 habitantes y en el 94 por ciento de las de más de 5.000”.

“Es también la única entidad que ofrece microcréditos a personas sin garantías ni avales, a través de MicroBank, para ayudarles a impulsar sus proyectos personales y profesionales”, resalataron, y al tiempo añadieron que “mantiene un compromiso con la cultura financiera a través de múltiples iniciativas, para ayudar a que las personas tomen mejores decisiones en la gestión de su economía doméstica”.

“CaixaBank destaca por su actuación responsable y así se lo reconocen los principales organismos internacionales. El Dow Jones Sustainability Index la sitúa entre los mejores bancos mundiales en términos de responsabilidad corporativa. La organización internacional CDP, por su parte, la incluye como empresa líder contra el cambio climático. Además, Naciones Unidas ha otorgado a la entidad, a través de sus filiales VidaCaixa y CaixaBank Asset Management, la máxima calificación (A+) en inversión sostenible”, concluyeron.