La Navidad es la fiesta más arraigada en la sociedad y en los sellos para el correo

Andrés Galarón / Burgos
-

En 2013 se cumplían los 200 años desde que el súbdito británico Henry Cole pusiera en marcha la idea concebida de imprimir 1.000 tarjetas postales con, las que felicitar las navidades

Sobre de primer día emitido por el Principado de Mónaco en la Navidad de 1972. - Foto: diariodeburgos.es

La Navidad, la fiesta más arraigada en las familias y en la sociedad, con marcado acento religioso es el tema más veces llevado a los sellos de todo el mundo. España con una larga tradición, incluso con sellos en emisiones conjuntas con otros países, tiene ahora la notoriedad de unos elementos técnicos que les hacen únicos y por ello ampliamente demandados. Esta emisión engrosa una larga serie que Correos iniciara en el año 1955 con un sello dedicado a la Sagrada Familia, de el Greco.

La Navidad es un medio recurrente en la filatelia. A través de los siglos millones han sido las manifestaciones en la pintura, la literatura, música, escultura... que han servido de base para las emisiones de sellos en prácticamente todo el mundo. España inició en 1955 esas emisiones que retomó en 1959 ya desde entonces hasta nuestros días, de una manera ininterrumpida. En los últimos años esta celebración de culto cristiano se ve reflejada en un sello de los dos que aparecen siendo el otro de un tema profano.

En 2013 se cumplían los 200 años desde que el súbdito británico Henry Cole pusiera en marcha la idea concebida de imprimir 1.000 tarjetas postales con, las que felicitar las navidades. Familiares y amigos, destinatarios de las mismas, siguieron el ejemplo en años posteriores y el hábito traspasó las fronteras del imperio británico y se popularizó su uso en muchos países. España no fue ajena a ello y hoy significa una de las principales costumbres de las vísperas navideñas.

La Navidad a nadie escapa que dispara el trabajo entre el personal de Correos. Tradicional es que el servicio postal en éstas jornadas utilice todos los recursos. Las comunicaciones familiares siguen casi intactas con la tradición de mensajearse y felicitarse por escrito. Este año con la puesta en servicio de matasellos turísticos por parte de Correos en varias capitales españolas se da un valor añadido a este intercambio epistolar.

www.qsl.net/ea1cri