Los empresarios familiares "suspenden" las medidas adoptadas

SPC
-

La mejora de la fiscalidad, una mayor financiación y liquidez y la ampliación de los plazos de los ERTES son sus principales demandas para hacer frente a la crisis

Los empresarios familiares "suspenden" las medidas adoptadas

Las medidas adoptadas por las administraciones para hacer frente a la crisis causada por el Covid-19 son insuficientes para nueve de cada diez empresarios familiares, que las valoran con un suspenso muy bajo, según refleja el segundo sondeo sobre el impacto del coronavirus realizado por Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) a sus asociados, informa Ical-

Así, los empresarios califican con un 1,8 sobre diez las medidas adoptadas por el Gobierno central y con un 3,7 las del Ejecutivo autonómico. Además, muestran un mayor descontento con la actividad de ambas administraciones respecto al anterior sondeo publicado por EFCL el 25 de marzo, ya que sube dos décimas el porcentaje de empresarios que considera insuficientes las medidas de la administración nacional (93 por ciento) y más de seis puntos el de los que creen que no son suficientes las de la Junta (91,5 por ciento).

En este sentido, la mejora de la fiscalidad (80 por ciento), una mayor financiación y liquidez (74 por ciento) y la ampliación de los plazos de tramitación de los ERTES (51 por ciento) son las principales demandas de los empresarios para hacer frente a la crisis.

El sondeo de EFCL también refleja un incremento en el número de empresas afectadas negativamente por la pandemia, que se sitúa ahora en el 91,5 por ciento, y también de compañías que han tenido que cerrar total o parcialmente su actividad, que pasa del 62,5 al 65 por ciento.

Por el contrario, sube dos puntos (32 por ciento) el porcentaje de empresas que la mantiene con restricciones, aunque baja un punto el de las que operan con normalidad, situándose ahora en el 21 por ciento. En este sentido, desciende del 65 al 58 por ciento el número de empresas que ha tenido que aplicar un ERTE para poder continuar con su actividad.  

Al igual que el anterior sondeo, la nueva encuesta muestra los importantes efectos que está causando la crisis en el empleo, con una reducción de la plantilla de hasta el 40 por ciento en el 77 por ciento de las empresas encuestadas.  

También crece el pesimismo de los empresarios sobre la recuperación del empleo tras la crisis, ya que el 80 por ciento cree que lo hará con niveles inferiores a la irrupción de la pandemia o se mantendrá con la caída actual, frente al 60 por ciento que opinaba así hace dos semanas.

Según la encuesta, el absentismo es otra de las consecuencias de la pandemia del coronavirus, dado que el 33 por ciento de los entrevistados afirma que se ha incrementado en su empresa.  

Por otro lado, también empeoran las previsiones de las empresas sobre la evolución de sus ventas tras la crisis, dado que el 14 por ciento cree que no se recuperarán y el 80, opina que lo hará con niveles inferiores. Lo mismo ocurre con los beneficios, que tampoco se recuperarán para el 24 por ciento de los encuestados.

Finalmente, el sondeo constata que se ha incrementado la apuesta de las empresas por el teletrabajo como medida para mitigar el impacto de la crisis, dado que ha subido del 61 al 87 por ciento el porcentaje que lo ha implantado en sus organizaciones.  

La encuesta forma parte del Plan de Acción contra el Coronavirus puesto en marcha por Empresa Familiar con el objetivo de ayudar a sus asociados a afrontar esta situación y que contempla también otras iniciativas como la organización de jornadas on line, un Servicio de Información práctica sobre las medidas frente al Covid-19 y la puesta en marcha de un buzón de sugerencias específico sobre esta materia.