La obra del párking para buses de Covarrubias empieza mañana

DB
-

La Junta espera tener finalizados los trabajos, adjudicados a la empresa ribereña Blasgón, en 15 días. La adecuación se realiza a petición del Ayuntamiento y tendrá capacidad para 10 o 12 autobuses

La obra del párking para buses de Covarrubias empieza mañana - Foto: F2 Estudio Rebeca Ruiz

La Junta de Castilla y León, a través del Servicio Territorial de Fomento de la Delegación de Burgos y a petición del Ayuntamiento, va a proceder a acondicionar la parcela situada al noreste de Covarrubias, conectable con la BU-905 y la red viaria municipal, para establecer un aparcamiento de entre 10 y 12 autobuses.

Los trabajos incluirán desbroce y nivelación de la parcela, pavimentación con zahorra artificial de 20 centímetros de espesor y colocación de rollizos de madera para delimitación de aparcamientos, además de la implantación de cuatro señales informativas. La obra fue adjudicada el día 21 de mayo a la empresa ribereña Transportes y Construcciones BlasGón, S.A. por un importe de 45.738 euros. Los trabajos se iniciarán mañana y se prevé que terminarán en 15 días.

Esta actuación se debe a la necesidad de establecer una zona donde puedan aparcar los autobuses, próxima al casco urbano para evitar problemas de tráfico, y lo suficientemente cerca como para poder desplazarse caminando al centro histórico.

El municipio de Covarrubias, declarado Conjunto Histórico-Artístico y galardonado con premios de turismo y embellecimiento, cuenta con gran afluencia de turismo, en muchas ocasiones, excursiones organizadas que utilizan los autobuses como medio de transporte. Además, debido a la exposición de Las Edades del Hombre en Lerma, se prevé una mayor afluencia de turistas que amplíen su estancia en localidades próximas como Covarrubias.

Los autobuses que visitan el municipio optan en su mayoría por aparcar a un lado de la carretera BU-905, que en su tramo urbano se denomina avenida de Víctor Barbadillo. A través del aparcamiento que construirá la Junta, se pretende evitar los serios problemas de seguridad vial generados para los peatones y turismos, que tienen su origen en la ocupación de las aceras por parte de los autobuses.