"La mayoría absoluta no significa que no vaya a escuchar"

Raúl Canales
-

Su rostro dibuja una sonrisa casi permanente desde el 26-M aunque también refleja el cansancio por una intensa semana. Sin tiempo para disfrutar de su histórico triunfo electoral, ya trabaja para dar forma a la que será su segunda legislatura

"La mayoría absoluta no significa que no vaya a escuchar" - Foto: Alberto Rodrigo

Dicen que a veces es más difícil administrar una gran victoria que asimilar una derrota.
Puede ser, pero también es cierto que se encajan mejor los triunfos que los fracasos. La mayoría absoluta refuerza nuestras ganas de seguir trabajando por Miranda porque ahora es factible desarrollar todo nuestro programa electoral.
Su primer mandato ha sido duro porque ha tenido que gobernar en minoría. En los próximos cuatro años lo tendrá más fácil pero también la presión será mayor porque ahora todos los focos apuntan en una sola dirección.
En política todos los partidos tenemos responsabilidades, porque representamos a un número mayor o menos de ciudadanos. Nosotros venimos de cuatro años en los que hemos tenido que negociar absolutamente todo, lo que implica renunciar a ciertos proyectos, y aunque a partir de ahora no vamos a necesitar el apoyo del resto eso no significa que nos vayamos a relajar. Somos conscientes de la enorme responsabilidad que tenemos porque bajo ningún concepto queremos defraudar la confianza que nos han dado los mirandeses.
La ciudadanía ha calificado con un notable alto su gestión, ¿usted se suspendería en algo?
Suspender no, porque en todos los temas hemos trabajado mucho aunque algunos quizá no han salido como esperábamos. La espinita clavada es la piscina, que lo seguiremos intentando.
Al margen de su mayoría absoluta, inesperada por la fragmentación del voto, ¿le ha sorprendido alguno de los resultados de la oposición?
El PP ha perdido dos concejales e incluso podían haber sido más porque  su estrategia ha sido muy equivocada, sin ideas ni proyectos, centrada solo en derrocarme. Iniciativas como la de salir a la calle con una piscina con globitos a pocos días de las elecciones me parece poco seria para un partido con vocación de gobierno. Los dos concejales que han perdido han ido a Cs, que considero que es el gran perdedor de las municipales porque ha caído mucho su número de votos respecto a las generales y porque además, escuchando a su candidato, parecía que iba a arrasar. Pero lo que más me ha sorprendido es que Podemos se quede con uno, porque pensaba que podía sacar dos.
Sobre Izquierda Unida y Ganemos no se pronuncia.
IU ha obtenido lo esperado, porque dos concejales creo que es su techo, a pesar de que su portavoz ha llevado una política de oposición muy agresiva que pensaba que le iba a dar más rédito y al final no ha sido así. Lo de Ganemos me da pena desde el punto de vista personal, pero lo esperaba.
Se habla mucho de la influencia que ha tenido en clave local la tendencia favorable al PSOE en todo el país, pero usted fue sanchista en los peores momentos. ¿Cree que ahora ha obtenido el premio por aquella arriesgada apuesta?
El PSOE ha aprendido de los errores cometidos en su momento, porque hace dos años estuvo casi a punto de saltar por los aires y tirar a la basura su dilatada historia, y sin embargo se ha reformulado. Después de todo este proceso, ha salido reforzado y ese viento favorable ha beneficiado en Miranda, pero no es la única causa de la mayoría absoluta, porque es evidente que también se ha apoyado la gestión municipal. El ejemplo lo tenemos en otros municipios en los que al PSOE le ha ido bien en las europeas y mal en las locales.
De todas las llamadas que ha recibido estos días, ¿cuál es la que le ha hecho más ilusión?
No puedo personalizar en una, porque lo que más ilusión me ha hecho es la cantidad de felicitaciones que he recibido de la gente por la calle, en las que he visto una alegría sincera. Lo que sí me ha sorprendido es que la candidata de Podemos no me felicitara cuando el resto sí lo ha hecho.
Los militantes históricos de su partido le recomendaban hace días en las páginas de este periódico que  dialogara con la oposición pese a la mayoría absoluta.  ¿Veremos algún pacto?
Agradezco sus consejos y los tengo en cuenta. Un pacto de gobierno no lo contemplo, pero acuerdos puntuales sí porque hay propuestas que pueden ser buenas. También espero tener una oposición diferente a la de los últimos cuatro años, y que por el bien de la ciudad, sea constructiva y no se dedique a poner zancadillas.
Durante la campaña dejó claro que los pactos serían solo a la izquierda del PSOE, ¿mantiene la idea o la estrategia de su partido en otras ciudades le ha hecho cambiar?  
Hablaba de pactos de gobierno siempre que fuera necesaria una estabilidad para toda la legislatura. Acuerdos puntuales se pueden hacer con todos.
¿Incluso con PP y Cs a los que tildó de derecha recalcitrante?
Sí, en ciertas cuestiones centrales como pueden ser la creación de empleo o la llegada de empresas es necesaria la unidad de todos los que tenemos representación municipal y dejar al margen los colores políticos.
¿Hay alguna promesa electoral de otros partidos que le hubiera gustado llevar también en su programa?
No muchas, porque algunos programas estaban alejados de la realidad. Aún así seguro que hay ideas que pueden ser buenas y podemos llegar a un acuerdo.
¿Qué ciudad le gustaría dejar dentro de cuatro años?
Una Miranda con más empleo, para lo que necesitamos que se hagan realidad las inversiones anunciadas. También una ciudad con Servicios Sociales fuertes y que tenga los equipamientos prometidos en todos los barrios.
El proyecto estrella vuelve a ser la piscina, ¿cuál otro destacaría por encima del resto?
Por inversión, el nuevo pabellón deportivo, pero todas las actuaciones, aunque sean de menor cuantía, tienen  su importancia porque el programa se elaboró tras escuchar a todos los colectivos.
¿Ejecutará las inversiones pactadas con otras formaciones en los anteriores presupuestos?
Sí, y de hecho la cubierta del frontón ya está en fase de contratación. La nueva perrera, que es fruto del acuerdo con Miranda Puede, también se hará.
¿Se continuará con la mejora de la red de saneamiento?
Es la intención. El orden de prioridades según los técnicos era Orón e Ircio. También tenemos que afrontar el abastecimiento del agua en Ayuelas.
Ha adelantado que hará una reestructuración de concejalías que incluye la creación de una específica de Memoria Histórica, ¿cuál es el área que cree que en el anterior mandato se quedó un poco cojo?
Me gustaría reforzar Deportes, sin con ello desmerecer el trabajo de la persona que lo ha llevado hasta la fecha. El polideportivo necesita  mejoras progresivas, cuidar más la pista de atletismo, apostar por el deporte escolar, ayudar a los clubes...