La insalubridad de Alfonso VI motiva la movilización vecinal

R.C.
-
La insalubridad de Alfonso VI motiva la movilización vecinal - Foto: Raúl Canales

Han convocado una manifestación mañana para exigir una reforma del céntrico lugar. Hace años se reservaron 200.000 euros para las obras pero luego la partida se retiró

raúl canales / miranda
La basura hace años que ha reemplazado a las flores en las jardineras, en las que es posible encontrar desde restos de comida o botellones hasta escombro. Las paredes están llenas de grafitis y el mobiliario urbano está totalmente deteriorado. La imagen parece más propia de un solar en las afueras que de una plaza en el centro de la ciudad. Por eso los vecinos de Alfonso VI han decidido mover ficha y han convocado una manifestación para mañana, con el objetivo de llamar la atención sobre un problema que lleva tiempo en la agenda política sin que se adopten soluciones.
En los balcones cuelgan desde hace unas semanas carteles que piden medidas urgentes pero ante la nula respuesta obtenida por parte de las autoridades municipales, han decidido dar un paso más, aprovechando la proximidad de las elecciones, para exigir la reforma que urge este espacio por el que diariamente pasan cientos de personas y que, a pesar de sus pésimas condiciones, es lugar de recreo y reunión de adolescentes.
En total son cerca de 300 afectados, entre propietarios de viviendas, locales comerciales y garajes. Pero aunque ellos son quienes lo sufren más de cerca, la realidad es que la plaza ofrece una imagen estéticamente deplorable en pleno casco urbano. «La sensación de abandono es total y te puedes encontrar de todo, desde botellas hasta pañales usados. El servicio de limpieza pasa la máquina barredora por el suelo pero del resto nadie se ocupa», asegura Montse Alsina, una de las portavoces vecinales, quien remarca que además en la zona juegan muchos niños por su buena ubicación «y algún día vamos a tener una desgracia porque alguno se va a caer ya que está todo roto y muy precario».
Los problemas de la plaza Alfonso VI vienen de lejos, aunque se han agravado últimamente. En 2017 parecía que por fin se iba a poner solución ya que el PSOE reservó una partida de 200.000 euros para la reforma, pero posteriormente la quitó del presupuesto a petición de Miranda Puede. ¿Los motivos? El terreno es suelo privado de uso público por lo que no queda claro si la obra la tiene que asumir el Ayuntamiento o los vecinos. Desde la concejalía de Urbanismo se apuntaba entonces que se había instado a los propietarios a acometer los trabajos y que inicialmente la administradora de la finca «mostró voluntad» de alcanzar un acuerdo, pero al ver que no se avanzaba, el equipo de gobierno había decidido tomar la iniciativa con dinero público, algo a lo que Miranda Puede se opuso hasta que se aclarara de quien es legalmente la responsabilidad del mantenimiento.
 «Si realmente la plaza es nuestra, entonces la arreglamos pero la cerramos para evitar más problemas a futuro» sostiene Javier Robles. Pero lógicamente el Ayuntamiento se opone a esta medida. «Al final nadie nos quiere dar una solución y hace mucho que estamos esperando. Las últimas reuniones con la concejala fueron hace casi un año, sin que desde entonces se haya movido nada», apunta.
La manifestación de mañana, que está convocada a las 19.30 horas y recorrerá las calles aledañas, tendrá como lema ‘Por una gestión de los espacios públicos, equitativa y sostenible’. En este sentido invitan a participar a todos los mirandeses pero especialmente a los afectados por una situación similar en otros puntos de la ciudad, como pueden ser los propietarios de Torre de Miranda a los que se les quiere expropiar parte de sus terrenos o los de Máquina de Vapor, quienes también tienen una plaza que muchos jóvenes toman como punto de reunión y que ha generado más de una polémica. El objetivo es crear una comisión con representantes de todos los portales que defienda los intereses de los afectados en este tipo de conflictos.