Todos los partidos piden más accesos a la vieja AP-1

L.M.
-
Todos los partidos piden más accesos a la vieja AP-1 - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

Los candidatos al Congreso de las principales formaciones ven necesarias nuevas conexiones entre la antigua autopista y los municipios de las comarcas que atraviesa, aunque no coinciden en el número

La semana pasada, la Plataforma de la N-I volvió a ocupar una página de este periódico con sus reivindicaciones, a pesar de que la liberalización de la ya antigua AP-1 es una realidad desde el 1 de diciembre de 2018. ¿El motivo? Su portavoz, Rafael Solaguren, exigía modificar el proyecto de mejora de la vía para construir nuevas conexiones que comuniquen mejor la infraestructura con las comarcas que atraviesa hasta Armiñón. Para ello, pedía a los diferentes partidos políticos, a las puertas de las elecciones generales, «que se mojen» sobre esta cuestión, no prevista en el anteproyecto de adecuación y mejora.
La plataforma lleva años reclamando hasta cuatro conexiones en puntos como La Brújula (Monasterio de Rodilla), Castil de Peones (dirección Villafranca Montes de Oca y la N-120), Briviesca (servicio al polígono industrial) y Cubo de Bureba (dando salida a la N-232).
Desde el Partido Popular, el candidato número 2 al Congreso y diputado en la pasada legislatura, Jaime Mateu, recuerda que «inicialmente» su formación defiende un solo acceso a la altura de Monasterio de Rodilla, cuyo estudio presentaron hace unos meses. Asegura que incluirán esta medida en su programa electoral de cara a los comicios de finales de abril y lamenta que «no nos diera tiempo a ejecutarlo a raíz del triunfo de la moción de censura».
La socialista Esther Peña, que también opta a revalidar escaño en la Cámara Baja, advierte que «hay que poner en perspectiva todo lo logrado hasta la fecha» y explica que en estos momentos la labor del Ejecutivo se centra en aspectos de mejora de la seguridad como el tercer carril, «un tema de primer orden». Aun así, es partidaria de estudiar las exigencias de los accesos, tanto a nivel de los conductores, de la vialidad invernal y de las posibles evacuaciones en casos de emergencia. «Nuestra voluntad es la de estudiar estas necesidades con la Junta, ya que la mayoría de carreteras con las que se conectaría la nueva A-1 son de titularidad autonómica», afirma Peña.
Una vez conocido que el diputado de Podemos, Miguel Vila, no repetirá, Dolores Martín-Albo, la candidata de la formación de Pablo Iglesias por Burgos se muestra partidaria de «cuantas conexiones sean necesarias» para mejorar la comunicación entre las comarcas, para lo que admite escuchará las reivindicaciones de la Plataforma de la N-I. Además, Vila defiende la construcción «de todas las salidas que sean necesarias para que no se perjudique a los negocios y a los pueblos de la zona», pero siempre atendiendo a los correspondientes estudios de adecuación que se realicen desde Fomento, «que no se ha hecho ni por parte de PP niPSOE».
En Ciudadanos, la madrileña con raíces burgalesas Aurora Nacarino-Brabo optará a conseguir representación por primera vez en el Congreso para un candidato naranja, y explica que tiene el compromiso de la Dirección Nacional para ejecutar los cuatro accesos que demandan los vecinos de todos los municipios afectados. «Ni PP ni PSOElo han querido ejecutar hasta ahora entradas y salidas para las poblaciones», critica.
En Vox ya se han puesto manos a la obra para configurar sus líneas maestras de cara a las elecciones, que próximamente remitirán a Madrid. Con respecto al futuro de la vieja AP-1 y los accesos, el candidato alCongreso Javier Martínez asegura que tienen que mirar con lupa «cuáles sí y cuáles no», aunque creen recomendable un mínimo de cuatro, especialmente en puntos comoMonasterio de Rodilla oQuintanapalla. «Hay que ver los que realmente hacen falta, no pedir por pedir y que al final no se puedan materializar.Hay que ser realistas», indica.