La UBU prevé una enseñanza telemática hasta final de curso

ICAL
-

Los profesores deberán establecer procedimientos de evaluación continua no presencial "coherentes con la situación actual y aclarando cómo se va a evaluar"

La UBU establece un escenario de enseñanza no presencial para lo que resta de curso académico. - Foto: Valdivielso

La Universidad de Burgos ha decidido establecer un escenario de enseñanza no presencial para lo que resta de curso ante la crisis sanitaria por el Covid-19. El rector de la institución académica, Manuel Pérez Mateos, trasladó hoy a la comunidad universitaria esta decisión, así como los acuerdos sobre la ordenación académica que ha adoptado el equipo de gobierno del propio centro.

De esta forma, tal y como informó el rector se trabajará "en el escenario prioritario de enseñanza telemática, ya sea online o a distancia, para lo que resta de curso académico", en concordancia con la mayor parte de las previsiones epidemiológicas y la conveniencia de establecer medidas de seguridad sanitaria por el Covid-19.

Criterios de evaluación. Además se solicitará a los profesores que establezcan, con criterios objetivos y adecuados a la situación actual, "el nivel mínimo que debe alcanzarse en cada una de las asignaturas". "Todo ello condicionado a que las competencias generales y específicas no alcanzadas puedan obtenerse, si fuera preciso, en cursos posteriores", añadieron.

Para ello desde la institución señalan que los profesores deberán revisar la guía docente de sus asignaturas, de acuerdo con los decanos de los centros, adaptándola al contexto no presencial y publicando, "a la mayor brevedad posible", los cambios en la plataforma virtual.

Asimismo, deben establecer procedimientos de evaluación continua telemática "coherentes con la situación actual y aclarando con precisión cómo se va a evaluar y de qué se va a evaluar respecto a los contenidos impartidos". Desde la institución recuerdan que debe informarse a los estudiantes de estos procedimientos con la "mayor diligencia posible". 

El profesorado deberá también adaptar las tareas docentes y pruebas de evaluación a la capacidad y tiempo disponible del estudiante, "facilitando la conciliación con otras posibles situaciones sobrevenidas y empleando las herramientas telemáticas disponibles, tanto para docencia como para tutoría, a fin de complementar los materiales que se dispongan en UBUVirtual", señalan.

Por otro lado, se habilitará a los decanos para que, si lo consideran necesario, amplíen el calendario académico para la defensa de Trabajos de Fin de Grado (TFGs) y Trabajos de Fin de Máster (TFMs), y excepcionalmente para prácticas curriculares o evaluaciones que se consideren esenciales y se permitan por las limitaciones sanitarias.

Con respecto a esto último, desde el centro afirmaron que se considerarán como superadas aquellas prácticas curriculares externas cuando se hayan realizado presencialmente, al menos, en un 50 por ciento y cuando los créditos restantes se complementen con seminarios u otras actividades, si así lo acepta la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (ACSUCyL). 

"Los Centros podrán establecer, justificada y excepcionalmente, otros criterios diferentes al indicado y adoptar las medidas oportunas para posibilitar la superación de aquellas prácticas de los que no hayan realizado dicho porcentaje o no se hayan iniciado", añadieron.

Asistencia psicológica telemática. Asimismo, en el comunicado señalaron que se habilitará un "horario definido de asistencia psicológica telemática para la comunidad educativa", que estará atendido por profesionales de psicología especializados en la atención en este tipo de situaciones adversas del Servicio Universitario de Atención a la Salud.

Por último, desde la Universidad burgalesa aseguraron que "en cuanto sea posible", se convocarán los órganos colegiados de gobierno para la adopción de los acuerdos oportunos en función de cómo evolucione la situación de la emergencia sanitaria. 

En el comunicado, el rector quiso también reseñar el "comportamiento ejemplar" de la comunidad universitaria, destacando que los estudiantes están "asumiendo la nueva situación a pleno rendimiento", así como los profesores han implementado un proceso de enseñanza telemática "modélico", mientras el PAS "continúa garantizando el pleno funcionamiento de la Universidad".