Trump ordena desplegar tropas en Arabia Saudí

SPC
-

La decisión del mandatario llega como respuesta a las ofensivas perpetradas en dos refinerías el pasado día 14, mientras que Teherán se defiende y amenaza a los países que le ataquen

Trump ordena desplegar tropas en Arabia Saudí - Foto: JIM LO SCALZO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó ayer el envío de tropas estadounidenses para reforzar las defensas aéreas de Arabia Saudí tras los ataques contra las refinerías de la empresa petrolera saudí Aramco. 
Según el Pentágono, el despliegue contaría con una cifra moderada de tropas y sería principalmente de naturaleza defensiva. Asimismo, detalló algunos planes para acelerar la entrega de equipo militar a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU). 
El general de la marina estadounidense Joseph Dunford, presidente del Estado Mayor Conjunto, indicó que la operación no alcanzaría los miles de soldados, pero se negó a dar más detalles. «En respuesta a la solicitud del reino, el presidente aprobó el despliegue de las fuerzas estadounidenses, que serán de naturaleza defensiva y se centrarán principalmente en defensa aérea y de misiles», indicó el secretario de Defensa norteamericano, Mark Esper.
Tanto desde Washington como desde Riad se señaló a Teherán como responsable de la ofensiva del pasado 14 de septiembre contra dos plantas de la petrolera Aramco, lo que supuso la paralización de la mitad de la producción de crudo de Arabia Saudí, e incluso las autoridades mostraron hace cuatro días los restos de los misiles y drones que avalarían esta teoría. 
«Los ataques contra Aramco fueron llevados a cabo con armas iraníes y por ese motivo haremos que Irán rinda cuentas por ello», advirtió el ministro de Asuntos Exteriores saudí, Adel al Yubeir.
Según el diplomático, las acometidas buscaban también perjudicar a la seguridad de la energía a nivel mundial y por ello Riad mantiene contactos con sus aliados y amigos para decidir cuáles serán las próximas medidas a tomar a la espera del resultado de la investigación.
Sin embargo, las autoridades de Irán continúan negando cualquier tipo de implicación, denunciando una red de mentiras tejida por Estados Unidos.
Como respuesta a la decisión de Trump, el comandante jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salamí, amenazó con convertir en «el principal campo de batalla» el país que se atreva a atacarlos. «Nunca permitiremos que la guerra alcance nuestro territorio. No pararemos hasta la destrucción del agresor y no dejaremos ningún lugar seguro», aseguró.