Aguas asume el cambio normativo y renovará 60.000 contadores

C.M.
-

La sociedad municipal reconoce que la nueva orden ministerial le obliga a sustituir los sistemas de medición en un plazo de 5 años. Estudia en este momento el modelo a elegir

Hace unos años, Aguas ya instaló unos contadores en la ciudad de lectura a distancia. - Foto: Alberto Rodrigo

La Sociedad Municipal Aguas de Burgos sufragará íntegramente el cambio de los contadores al que obliga una orden ministerial (ICT/155/2020) para todos aquellos que tengan más de 12 años. Su gerente ya se ha puesto manos a la obra para presentar un informe a los consejeros para decidir cuál de los dos sistemas posibles se instala en la ciudad. Según explicó la presidenta de la empresa municipal y vicelcaldesa del Ayuntamiento, Nuria Barrio, el debate está en si instalar aquellos que su lectura se hace mediante un sistema de radiofrecuencia o el que cuenta con tecnología nanobeam, a través de una tarjeta sim en la que se almacenan los datos.

Esta última tecnología, según añadió Barrio, "obliga a contar con una compañía que te haga ese servicio y las compañías está preparando todas las ofertas para luego que los operadores, que son las compañías de aguas, las sociedades o los ayuntamientos decidan el sistema para proceder el cambio de los mismos".

En el caso de que se elija el sistema de radiofrecuencia habría que descontar 1.500 contadores que ya cuentan con él gracias a un proyecto piloto que se implantó en 2016 en virtud de un convenio de colaboración entre la Sociedad de Aguas y Acciona (proyecto Smart Water4 Europe). Estos contadores están equipados con un módulo de radio que permite su lectura a distancia, así como varias sondas para medir en tiempo real la calidad del agua en tres barrios: barriada Yagüe (841), Virgen del Manzano (403) y Villalonquéjar (170). El sistema también permite detectar en tiempo real cualquier avería, atasco o fuga y conocer el punto en que se produce, lo que reduce el tiempo necesario hasta su localización y reparación y conocer en tiempo real la composición del agua.

El tema del cambio de contadores se abordó en el último Consejo de Aguas a preguntas de la concejala del PP Carolina Blasco. La orden ministerial de este cambio de contadores pretende el ahorro de agua y traslada una directiva europea, que da un plazo de adaptación de cinco años. La Sociedad de Aguas se pondrá a ello sin prisa pero sin pausa porque, tal y como se reconoce, es su obligación y no la del usuario. Se decidirá el modelo, se hará una estimación de costes y un cronograma de implantación", añadió Barrio.

La Sociedad de Aguas gestiona 60.000 contadores en la ciudad, de los que 1.500 son de telelectura. Se da la circunstancia de que 19.000 están dentro de los domicilios, lo que complica la lectura y el objetivo es sacarlos al exterior.

La empresa pública no parece que vaya a apurar en los plazos para cumplir con la nueva norma.