Llega a Irak un convoy estadounidense tras retirarse de Siria

EFE
-

Los vehículos cruzan la frontera después de que Trump decidiera ser mero observador y mediador en el conflicto bélico entre la milicias kurdas y Turquía

Llega a Irak un convoy estadounidense tras retirarse de Siria - Foto: AHMED MARDNLI

Un convoy formado por cerca de un centenar de vehículos estadounidenses entró hoy en el Kurdistán iraquí procedente del norte de Siria, de donde se están retirando por una orden emitida por el presidente, Donald Trump, poco antes de que Turquía lanzase una ofensiva en la zona el 9 de octubre.
Los vehículos, de varios tipos, cruzaron hoy por el punto fronterizo de Suhaila, ubicado en la provincia de Duhok, indicó un comandante de la Guardia Fronteriza desplegada en la región autónoma del Kurdistán iraquí que pidió el anonimato.
El canal kurdo Rudaw, que también informó de la llegada del convoy, detalló que varios helicópteros sobrevolaban la zona para proteger a los efectivos que viajaban en él, de los que por el momento se desconoce el número.
Llega a Irak un convoy estadounidense tras retirarse de SiriaLlega a Irak un convoy estadounidense tras retirarse de Siria - Foto: GAILAN HAJIEl Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG con observadores e información propia sobre Siria, confirmó la salida de territorio sirio de un convoy de las tropas de Estados Unidos, que lidera la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria.
La ONG detalló que el convoy abandonó el norte de Siria de madrugada dirigiéndose hacia territorio iraquí.
Según anunció ayer el secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, Washington trasladará al oeste de Irak a todos los soldados que decidió retirar del norte de Siria con el fin de defender el territorio iraquí y combatir al EI.
La decisión afectará a aproximadamente 1.000 efectivos estadounidenses que estaban en el norte de Siria y a los que el presidente de EEUU ordenó retirar de allí antes de que su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, lanzara una ofensiva contra milicias kurdosirias hace casi dos semanas.
En ese territorio, Turquía pretende establecer una "zona de seguridad" de unos 30 kilómetros de profundidad desde la frontera turca y de 480 kilómetros de largo.
El pasado jueves, Washington y Ankara acordaron una pausa de cinco días en la ofensiva turca para permitir la retirada de las milicias kurdosirias, a las que Turquía considera "terroristas" y que hasta la salida de las tropas de EEUU habían sido su mejor aliado en la lucha contra el EI.