Lluvia, estrenos, bronca y un poco de buen humor

Agencias
-

El mal tiempo marca una cita en las urnas en la que no faltan los disfraces y complementos futbolísticos, los guiños al secesionismo, las discusiones, la cordialidad y las primeras veces

Una mesa electoral en Alicante estuvo presidida por un invidente - Foto: Manuel Lorenzo

Un presidente de mesa disfrazado de oso polar en la provincia de Soria y otro invidente en Alicante, un aficionado del Betis ataviado con los colores de su equipo y un gesto de apoyo al procés fueron algunas de las muchas imágenes curiosas que dejó la cita con las urnas de ayer. Una jornada electoral, que transcurrió sin incidentes, en la que el tiempo desapacible se convirtió en otro de los protagonistas, condicionando la constitución de las mesas e incluso obligando a trasladar algún centro de votación.
Y, entre los rostros más difundidos, el de una religiosa: Sor Martina Romero, monja cooperante que ejerció su derecho a votar en Navarra por primera vez tras 44 años en Haití. La hermana, aragonesa de origen, explicó que nunca había acudido a las urnas porque «cuando vives en un mundo diferente, te olvidas de estas cosas».
Los que no pudieron votar fueron una veintena de vecinos de San Esteban de Cuñaba, una pequeña aldea situada en pleno corazón de los Picos de Europa, que se quedaron aislados a causa de un gran desprendimiento de rocas y piedras que cortó la única carretera de acceso al pueblo.
En Soria, un presidente acudió vestido de osoEn Soria, un presidente acudió vestido de oso - Foto: Wifredo GarcíaEn Alicante, el invidente César Puente presidió una mesa electoral con la ayuda de una amiga que le facilitó la identificación de cada votante, una labor en la que cree que, pese a su discapacidad, los ciegos también «deben participar».
Un grupo de fans de la saga Star Wars acudieron en Sevilla a votar disfrazados de los personajes de las películas creadas por George Lucas, mientras otro se presentó con una camiseta republicana y una bufanda del Betis.
En Granada, una mujer de avanzada edad murió por causas naturales en un colegio de Vélez de Benaudalla, mientras un hombre falleció de un infarto en otra sede de votación en el municipio de Villarreal de Urrechua, en Guipuzcoa.


Sor Martina, votando por primera vezSor Martina, votando por primera vez - Foto: Jesús DigesNormalidad 

Estas fueron algunas curiosidades de una jornada que transcurrió con normalidad con tan solo algunos incidentes menores como los registrados en Madrid, donde cinco colegios electorales amanecieron con pintadas.
Entre los políticos, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, protagonizó una de las curiosidades del día, al depositar su voto en una mesa que presidía su propia hija.
Menos amable fue la bronca entre dos apoderados de JxCat y Cs en Barcelona, después de que medio centenar de personas llamaran «fascista» a la dirigente naranja Inés Arrimadas al votar.


Dos apoderados de JxCat y Cs discuten en Barcelona
Dos apoderados de JxCat y Cs discuten en Barcelona - Foto: Quique García