Sánchez pide "participación" para formar un gobierno estable

Ical
-
Pedro Sánchez saluda a algunos afiliados y simpatizantes a su llegada al Teatro Liceo de Salamanca. - Foto: David Arranz (Ical)

El candidato a la Presidencia del Gobierno defiende que el pacto del PSOE es "con el sentido común" frente a una derecha que "tiene más testosterona que neuronas y más siglas que ideas"

El secretario general y candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió hoy en Salamanca “participación, participación y más participación” en las próximas elecciones generales del 28 de abril y en los comicios locales, regionales y europeos del 26 de mayo para poder “formar un gobierno estable que dependa de sus propias fuerzas”.

En ese sentido, Sánchez, ante un Teatro Liceo de Salamanca abarrotado, defendió que el pacto del PSOE es “con el sentido común”, frente a una derecha que aseguró “tiene más testosterona que neuronas y más siglas que ideas” y cuya única propuesta política, según Sánchez, es “formar una coalición negativa en contra del PSOE”.

Por ello, el secretario general del PSOE consideró que en los próximos comicios “la decisión es bien sencilla: apostar por una España que avance o una que retroceda, una que mire al futuro o la que mira al pasado de hace 40 años, una España en la que caben todos o en la que solo caben los que se concentran en Colón”.

Y es que, según Sánchez, “el único partido que garantiza estabilidad, transformaciones y futuro es el PSOE”, reivindicando que “en nueve meses” demostraron que “otra España es posible” con “la recuperación de la Sanidad pública, la reversión de los recortes educativos, la lucha contra la explotación laboral, el plan de empleo para parados de larga duración, la recuperación del subsidio a los parados mayores de 52 años, la subida del salario de los funcionarios y del Salario Mínimo Interprofesional o la mayor oferta de empleo público de la última década”.

“Todo con 84 diputados y en nueve meses”, señaló Sánchez, quien preguntó a los presentes: “¿Os imagináis a partir del 28 de abril con muchos más diputados y disputadas?”. Por ello, pidió “hacer el 28 de abril una reivindicación de la utilidad y el poder transformador del voto y de la política”, algo que según el secretario general socialista “solo puede hacer el PSOE”.

Además, confió en la “ilusión y esperanza” que dictan las encuestas, que apuestan por una victoria del PSOE en unas elecciones en las que “nos jugamos mucho” y donde consideró que “Castilla y León es la tierra del cambio” con Luis Tudanca como “próximo presidente de la Junta de Castilla y León” y el salmantino José Luis Mateos como “nuevo alcalde de Salamanca”.

Porque “en realidad, el debate de esta campaña es bien sencillo” para Sánchez, puesto que se divide entre “una España que integre y no excluya, que defienda la unión y la igualdad entre hombres y mujeres y vea la diversidad social como una fuente de riqueza, cabal, sensata y cargada de sentido común, o una España que apuesta por la uniformización de las sociedades y que defiende la derecha y sus tres siglas”.

Contra el cordón sanitario al PSOE

Criticó entonces a las formaciones de la derecha por “poner un cordón sanitario al PSOE” porque “la democracia no es entenderse con gente que piensa como tú, sino con los que no lo hacen”, y aseguró que aunque “no hay ningún partido político que no defienda el crecimiento económico y la creación de empleo, la diferencia es que los conservadores defienden el de unos pocos a costa de la mayoría y el PSOE defiende que el crecimiento económico es en el que progresemos todos juntos y nadie quede excluido”.

Reivindicó entonces los “Consejos de Ministros sociales” y defendió que “lo importante no es si se aprueban medidas como Ley o Decreto Ley, sino si se está a favor o no de recuperar la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores del Sistema Nacional de Salud, que en su mayoría son mujeres, las medidas de impulso de alquiler de la vivienda para que los jóvenes se emancipen con 20 años, o el Plan de Retorno para que en los dos próximos años, muchos jóvenes puedan regresar a sus hogares y hacer su vida en su país”.

“Esto es lo importante”, reiteró Sánchez, quien consideró que “todo lo que son buenas noticias para los españoles, como el aumento del permiso de paternidad a 8 semanas en 2019 que llegará a 16 en 2021, son malas noticias para la derecha”. Y es que el PSOE, según su secretario general, defiende “la corresponsabilidad para equiparar los permisos de paternidad”, algo con lo que aseguró que Albert Rivera “está a favor pero no va a apoyarlo porque lo propone el PSOE”, lo que consideró “insolidario y sectario” por parte del presidente de Cs.

Una España feminista

También afirmó el secretario general socialista que su formación quiere “una España feminista” y que, para ello, pusieron “200 millones de euros para luchar contra la violencia de género y 40 millones para los Ayuntamientos de pequeños municipios por ser la primera ventana a la que se acerca una mujer víctima”.

Criticó entonces la “banalización en las palabras” del Partido Popular con respecto a la violencia de género al llamarla doméstica o intrafamiliar, cuando para Sánchez “no son lo mismo” puesto que la nomenclatura de género, incluida en la Ley de 2004, “era el paso que se tenía que dar para trascender las cuatro paredes de esa casa y decir que el dolor de una mujer era el dolor de toda la sociedad”.

Por ello, aseguró que “socialismo y feminismo van de la mano aunque no sea patrimonio de nuestras siglas”, pero sí consideró que “el antifeminismo tiene siglas en nuestro país como se demostró el pasado 8 de marzo” con los partidos que “conciben a la mujer como sujetos pasivos”.

El reto demográfico

Por último, hizo Sánchez mención a la despoblación como “una de las consecuencias de estos 10 años de austeridad del Partido Popular, donde se han cerrado colegios rurales y servicios públicos por falta de solidaridad y empatía a nivel nacional, autonómico y local”, y frente a lo que situó las directrices de la Estrategia Nacional del Reto Demográfico que se aprobarán este viernes.

“Las vamos a aprobar en el Consejo de Ministros para, después del 28 de abril, celebrar una Conferencia de Presidentes para crear una España de oportunidades en esa mal llamada España vacía”, concretó Sánchez, quien afirmó que el objetivo es generar “una España de la dignidad laboral con un plan de lucha contra la explotación laboral y por un empleo digno”.