Abad, campeón de España

Jorge A. López / Burgos
-
Francisco Javier Abad alza el brazo victorioso en la Pista Coberta de Catalunya, en Sabadell. - Foto: El 9

El atleta burgalés se exhibe en la final de los 1.500 metros y supera en la recta de llegada a David Bustos


Javier Abad no desaprovechó su oportunidad e inscribió su nombre en el listado de campeones de España de los 1.500 metros, la prueba reina del medio fondo. El atleta burgalés llegaba a la cita en su mejor momento, tras un periodo de preparación bien estudiado y con el claro objetivo de alcanzar uno de sus sueños, colgarse un oro en un Campeonato de España. Lo logró en la Pista Coberta de Catalunya, en Sabadell, controlando la prueba a su antojo y superando en la misma recta de llegada al que fue su gran rival en la mañana de ayer, David Bustos. Un triunfo, además, que le asegura su presencia en el Campeonato del Mundo de Pista Cubierta, que se disputará entre el 9 y el 11 de marzo en Estambul, Turquía.
Su victoria en el Meeting de Zaragoza (3’39’’90) y su claro dominio de la situación en las semifinales situaban a Javier Abad (PLayas de Castellón) como favorito número uno al triunfo. Todas las miradas se centraban en él, aunque el vallisoletano Álvaro Rodríguez (Nike Running) y David Bustos (Ayuntamiento de Calviá) se presentaban como sus contrincantes más fieros.
Como es habitual, de salida fueron otros quienes probaron fortuna tratando de generar dudas entre los más fuertes. Alberto Imedio (Proacir-Twinner) se situó al frente, con Diego Cuadrado (Cayon Helios Dica) a su estela. Javier Abad, tranquilo, controlaba las evoluciones por detrás de Álvaro Rodríguez, que intentó que los metros de ventaja conseguidos por Imedio y Cuadrado no pasaran a mayores.
Se corrió rápido, mucho más que en las semifinales del sábado. Imedio estiró el grupo hasta el 900, momento en el que Cuadrado cedió y Abad pasó al ataque. El cambio de ritmo del burgalés obligó a todos a poner todo su potencial sobre el tartán. Bustos y Rodríguez no perdieron comba, mientras que Víctor Montaner (FC Barcelona) y el local Miguel Quesada progresaban en busca de una buena posición para los giros finales. Abad ya estaba en cabeza cuando se habían recorrido los primeros 1.000 metros y a falta de un último giro solo Rodríguez y Bustos podían plantar cara a Javier Abad, a quien se intuía plenamente concienciado de lo que tenía que hacer, sin nerviosismos.
Tenía un as en la manga David Bustos, no así Álvaro Rodríguez. El mediofondista del Ayuntamiento de Calviá cambió el ritmo al paso por la campana del último giro y adquirió unos metros de ventaja. Rodríguez no tuvo poder de reacción, pero sí Javier Abad, inmenso, que se situó tras él y esperó su momento. El margen se le reducía cada vez más, pero Abad no iba a dejar escapar su gran oportunidad. Se acercó a Bustos en la contrarrecta y le aguantó en la última curva, rebasándole con fuerza en la recta final. Parecía poco el espacio del que disponía, pero fue suficiente para un excelso Javier Abad, que pudo disfrutar de su momento elevando el brazo en la pista cubierta de Sabadell.
Javier Abad cruzó la línea de meta en 3’44’’16 y David Bustos le secundó con 3’44’’25. El tercer escalón del podio lo obtuvo finalmente Álvaro Rodríguez, que paró el crono en 3’45’’06.
Javier Abad ya había obtenido mínima mundialista, pero necesitaba confirmar su convocatoria con un metal en Sabadell. Lo hizo y el presidente de la Real Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, le aseguró que cuenta con él para Estambul, donde Abad se estrenará en una cita internacional representando a la selección española.

Otón, sin final. No tuvo suerte, por su parte, el último de los representantes burgaleses en Sabadell, Alejandro Otón, no pudo entrar en la final de los 60 metros vallas. El vallista del UBU Caja de Burgos finalizó sexto en la primera semifinal con 8’’49, fuera de los puestos de acceso directo a la final.
En el resto de pruebas, los principales favoritos no fallaron a su cita con la victoria. En 800 metros se produjo un triplete sevillano con Kevin López, Luis  Alberto Marco y Antonio Reina, donde Kevin López fue el mejor de  principio a fin, logrando su primer título absoluto y rompiendo el  dominio de Marco, que llevaba cuatro títulos consecutivos.   
En los 1.500 metros femeninos Isabel Macías fue la triunfadora y la velocista Aauri Lorena Bokesa logró su primer título absoluto  en 400 en pista cubierta con un registro de 53’’50 (mejor marca española del año y sexta de todos los tiempos) en una notable exhibición de  la atleta madrileña.