Unos 40 prelados asistirán a la toma de posesión del nuevo arzobispo de Burgos

DB / Burgos
-
Fidel Herráez. - Foto: Juan Lázaro

El acto se desarrollará este sábado a las 12.30 horas en la Catedral. Acudirá el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Fratini

La diócesis burgalesa vivirá este sábado uno de sus días más importantes al recibir al nuevo arzobispo. La Catedral será escenario a partir de las 12.30 horas del solemne acto de toma de posesión de Fidel Herráez Vegas en una eucaristía a la que asistirán unos 40 prelados españoles, además del nuncio de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini, un nutrido grupo de sacerdotes y el administrador apostólico, Francisco Gil Hellín.
El arzobispo electo llegará a la plaza de Santa María a las 12 horas, aproximadamente, acompañado del nuncio. Será recibido por el administrador apostólico y varias autoridades de la ciudad. Entrará en la Catedral y será presentado por el nuncio al colegio de consultores -el único órgano de gobierno de la diócesis que no cesa con la llegada del nuevo arzobispo- y al cabildo. El presidente de este último, Juan Álvarez Quevedo, le ofrecerá a besar una reliquia del Lignum Cruci y agua bendita, con la que asperjará al pueblo allí congregado.
A continuación, el arzobispo electo y sus acompañantes visitarán la capilla del Santo Cristo de Burgos, donde permanecerán en adoración unos minutos en preparación para la eucaristía. Después, se dirigirán hacia la sacristía mayor, donde se revestirá con los ornamentos sagrados. El resto de obispos concelebrantes se revestirán en la capilla de Santa Catalina, mientras que los sacerdotes harán lo propio en el claustro alto.
La procesión sale por el claustro alto y se encaminará hacia la nave central. Una vez llegados al presbiterio y haber venerado el altar, el nuncio, que preside al comienzo la celebración, saluda a la asamblea. El nuncio manda que se dé lectura de las «letras apostólicas» del nombramiento del nuevo arzobispo. Entonces, el secretario canciller muestra al colegio de consultores el documento, que lee en voz alta a todos los presentes. Finalizada la lectura, el pueblo aclama con el canto «Gloria, honor a ti».
Acto seguido, el nuncio invita al arzobispo electo a sentarse en la cátedra. Este se sienta con mitra y el nuncio le hace entrega del báculo, tomando así posesión de la archidiócesis de Burgos. Después, el presidente del cabildo, un miembro del colegio de consultores, la presidenta de CONFER en representación de los religiosos y una familia representando al pueblo se acercan a la cátedra y manifiestan obediencia y afecto al nuevo arzobispo.
A partir de este momento, Herráez pasa a presidir la celebración, que prosigue en el modo habitual. Al finalizar la eucaristía, los sacerdotes y fieles asistentes, podrán acercarse a saludarle.