El BCE mantendrá los tipos pese a la incertidumbre económica

SPC
-
El BCE mantendrá los tipos pese a la incertidumbre económica - Foto: RONALD WITTEK

Mario Draghi constata un frenazo en el crecimiento de la eurozona desde los últimos meses del año pasado y avanza su intención de dejar los intereses en el 0%, al menos hasta finales de 2019

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) expresó ayer su preocupación por el deterioro de la actividad económica de la zona euro, mostrando así su cara más moderada antes de ofrecer cualquier pista sobre las próximas decisiones de la institución, que aplazó para próximas reuniones, a la espera de disponer de más información.
En este contexto, el BCE decidió mantener los tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de facilidad de préstamo en el 0,25%. 
El instituto emisor subrayó que los tipos de interés se mantendrán en su nivel actual «al menos hasta el final de 2019», tras recordar que, «en todo caso», seguirán como están el tiempo que sea «necesario» para que la inflación llegue al objetivo de situarse cerca, pero por debajo del 2% a medio plazo. 
«El Consejo de Gobierno tiene intención de seguir reinvirtiendo, al completo, los pagos principales de la deuda que venza bajo el programa de compra de activos por un período prolongado después de que empiece a subir los tipos». 
El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro registró una expansión anual del 1,1% en el cuarto trimestre de 2018, según los datos de Eurostat. Asimismo, el crecimiento en el conjunto del año fue del 1,8%, lo que implicó una desaceleración de seis décimas con respecto a la expansión del año anterior. 
Por otro lado, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó el pasado marzo en el 1,4%, una décima por debajo del mes anterior, por el menor aumento de los alimentos frescos y los servicios.
El banquero italiano hizo hincapié en que la información disponible desde comienzos de marzo «confirma que la ralentización del ritmo de crecimiento se ha prolongado este año», pero la probabilidad de que la zona del euro entre en recesión es «baja». 
 

Ajuste. Mientras, Mario Draghi declaró que el sector bancario europeo está «superpoblado», lo que en parte explica la baja rentabilidad, donde es necesario llevar a cabo un proceso de ajuste y consolidación que permita reducir costes. 
En este sentido, defendió que no se refleja en la producción del crédito, sino en el número de personas y en los costes y declaró que el problema es cuestión de escala y capacidad para acometer las inversiones para ser competitivas, señalando el bajo nivel de digitalización.