Los grupos de las Cortes reafirman su lealtad a la Junta

SPC
-

La consejera y los partidos coinciden en replantear el actual modelo residencial ante el número de personas muertas por el virus

Los grupos de las Cortes reafirman su lealtad a la Junta

Los grupos de las Cortes reafirmaron hoy la unidad y lealtad con la Junta de Castilla y León ante las medidas para vencer al coronavirus Covid-19 y coincidieron en que el sistema sanitario ha resistido mejor que el sociosanitario, donde abogaron por cambios en el modelo para evitar que no se produzca más el elevado número de fallecidos en estos centros.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, agradeció la posición de los grupos, tanto de los que sustentan al Gobierno de coalición (PP y Cs) como de la oposición (Socialista y Mixto), durante su extensa comparecencia ante la Comisión de Sanidad de las Cortes en la que informó de la evolución y medidas en relación con la Covid-19, como informa Ical.

Casado no escuchó criticas a la gestión de la pandemia por la Junta y sí contó con la unidad, lo que valoró como bueno para trabajar y acometer las mejoras necesarias, como “replantear seriamente” la atención sociosanitaria” ya que la respuesta en estos centros, pese a la creación del Covid residencias, “no ha sido suficiente”.

La socialista Inmaculada García y el procurador de Por Ávila, Pedro José Pascual, incidieron en que los recortes de los últimos años en la sanidad han tenido reflejo en la insuficiencia de las plantillas y rechazaron que la asistencia se vea como gasto y no como inversión, mientras que el 'popular' Alejandro Vázquez defendió el dinero destinado a Sacyl y apeló a la unidad, aunque indicó que ésta no puede estar exenta de critica.

Opacidad de las residencias

La portavoz socialista de Sanidad, Inmaculada García, valoró y agradeció el “esfuerzo inmenso” de la consejera Verónica Casado y de su equipo pero consideró que el déficit en el sistema por los recortes ha sido un “factor en la capacidad” de respuesta de la Consejería de Sanidad. “La enseñanza de este virus es que los servicios públicos es lo único que protege de la enfermedad, son sinónimos de igualdad y libertad de la sociedad”, sostuvo.

García reafirmó la “lealtad” de su grupo con la Junta en esta pandemia, lo que les hubiera gustado ver con el Gobierno central, aunque reconoció que esa posición ha sido más del PP que de la consejera, si bien afirmó que “no les ha gustado la opacidad” en las residencias y argumentó que el modelo de concertación “ha hecho aguas”. “El Grupo Socialista advirtió de que algunos gestores de residencias estaban más preocupados por el negocio que por el bienestar de los mayores”, recordó.

Para la parlamentaria socialista, una red pública de residencias de mayores habría permitido a la Junta tener una información puntual y se podrían haber agilizado las medidas, a lo que también unió los recortes en los servicios públicos y rechazó que no se considere una inversión, sino un gasto, en un argumento en el que coincidió la consejera.

Reclamó la socialista mayor protección de la atención primaria, reforzar el control en los centros sociosanitarios tanto de residentes como de sus profesionales y potenciar la salud pública, a la vez que solicitó que no se deje fuera a ningún colectivo del complemento de productividad, a lo que la consejera garantizó que será para todos pero no lineal, sino que se valorará las horas y el riesgo en la exposición al virus.

El sistema ha resistido

El portavoz 'popular' de Sanidad, Alejandro Vázquez, afirmó que ha habido una “buena respuesta” por el sistema sanitario y destacó que en Castilla y León la inversión aumento un 20,2 por ciento y un 27 por ciento por persona entre 2008-2018, aunque lamentó el riesgo al que están sometidos los profesionales por “medidas erráticas” sobre quién tiene que hacer la compra de suministros.

Vázquez valoró la cuarentena social como “imprescindible”, pero estimó que el confinamiento y las “medidas valientes” adoptadas no han sido suficientes ante el número de contagios y de fallecimientos, donde se refirió a la falta de test masivos, y subrayó que en Castilla y León el virus se ha comportado como en otros territorios, con 1,75 por ciento en Segovia, que se achaca a la cercanía de Madrid, y el 0,48 por ciento en Burgos en relación a la población.

En su respuesta, Casado se refirió a la importancia de las pruebas, afirmó que se tienen que realizar test pero indicó que se debe saber a quién y cómo y subrayó que no se deben hacer a las personas sin síntomas, aunque expresó su “esperanza” en los resultados que arroje el estudio de seroprevalencia que se inicia desde hoy y que se hará a todo tipo de personas y de edades.

El parlamentario popular no se refirió en la primera intervención a la pandemia en las residencias, donde el virus “se ha cebado” con los mayores, como aseveró García, si bien en su segundo turno recordó que el presidente de la Junta ha pedido su replanteamiento, recordó que Castilla y León es la segunda comunidad, tras Cataluña, en número de centros residenciales y concluyó que “se ha reaccionado” con los equipo Covid y “situación ha mejorado”.

Vázquez apuntó a que el apoyo y lealtad no puede estar exento de critica, aunque matizó que por el mensaje de que “este virus se vence entre todos” no entró en su intervención a analizar la situación de Segovia o Soria o por qué los profesionales de Castilla y León han sido de los últimos en contar con los equipos Epis, por qué ha habido test no válidos o por qué a día de hoy no hay test masivos.

Lealtad recíproca

El procurador de Cs Juan Pablo Izquierdo, que agradeció el trabajo de la Consejería de Sanidad, de los profesionales y trasladó el pésame a las familias de los fallecidos, valoró el esfuerzo para que el material llegara ante las dificultades del mercado, la transparencia en los datos publicados en el Portal del Gobierno Abierto y la “lealtad” con el Gobierno, si bien estimó que ésta tiene que ser recíproca.

Izquierdo, que destacó el “comportamiento ejemplar” de los ciudadanos, valoró la importancia de la unidad ante un virus que ha cambiado la vida de las personas y concluyó que no es el momento de buscar las causas ni responsabilidades, sino de tener prudencia, dejar en un segundo lado la política y guiarse por criterios técnicos.

No queremos ser héroes

El procurador de Por Ávila, Pedro José Pascual, médico de emergencias de profesión, afirmó que el sistema sanitario es bueno pero “no tan fuerte como pensábamos” y, aunque indicó que no es el momento de pedir responsabilidades, si incidió en “no olvidar” que ha faltado material, ver si se ha hecho lo que se debía hacer, por quién se tenía que hacer por si ha habido negligencia.

También, recordó que el 70 por ciento de los fallecidos en Castilla y León son personas que estaban en residencias, pidió reforzar la atención primaria y aludió a recortes en el sistema sanitario, para rechazar que la asistencia sanitaria no se puede gestionar de manera mercantilista. Igualmente, se refirió -emocionado en su intervención- al alto coste que pagan los sanitarios, con 20 por ciento contagiados.

“Hasta ahora no había visto el miedo en mis compañeros, más por no llevar el bicho a nuestras familias”, aseguró, para relatar que está solo desde hace más de un mes para no contagiar a su familia, si bien concluyó con un mensaje de esperanza ante una enfermedad sobre la que ha visto “llevarse en horas” a personas. “No queremos ser héroes”, apostilló, aunque las condiciones en las que trabajan les lleve a esa consideración. “La felicidad es dormir sin miedo y despertar sin angustia”, remató.