Ultiman la apertura de una sala de conciertos

Á.M.
-
David Herrera, promotor de Golden Garden - Foto: Valdivielso

Golden Garden será un local «a la europea» con una zona de espectáculos para 150 asistentes. Prevé abrir en mayo

La música en directo ha existido y existirá siempre, pero las ciudades viven ciclos dependientes de que sobrevivan los espacios adecuados para programar y, sobre todo, de personas o colectivos que no se rinden y luchan por posicionar a su ciudad en el circuito. En el caso de Burgos, el pasado ha enseñado algunas lecciones valiosas. Por ejemplo, que cuando las cosas se hacen bien y se ofrece una programación atractiva, el público sí responde. Lo demostró el malogrado Quinta Avenida.

El fuego que consumió el emblemático local marcó un punto de inflexión. Sí, el Ayuntamiento promocionó el Hangar, dotando así a la ciudad de un espacio con capacidad para casi mil personas que ha servido para atraer a Burgos a multitud de giras de tamaño medio, artistas nacionales e internacionales y recuperar la tradición por el directo. Pero existe otro circuito que no maneja presupuestos altos, no mueve grandes masas de público y no tiene apoyo público alguno. Es esa veta la que brilla en los últimos años.

La prueba es que comienza a mover inversiones de cierta relevancia y a crear empleo. El próximo proyecto en echar a andar será una sala de conciertos que convivirá con un local hostelero en un espacio de casi 300 metros cuya reforma ya se ejecuta en la bajada de la Trinidad. Su promotor es David Herrera, que regenta el bar Golden (entre la calle Calera y la carretera Valladolid) y que busca crecer. «Quería ampliar sin hacerme la competencia a mí mismo, así que he apostado por un local grande que nos permita dedicar una parte a sala de conciertos para unas 150 personas», cuenta.

El local que está adecuando son en realidad tres convertido en uno de mayor tamaño que «tiene licencia ambiental de café cantante», lo que significa que cuenta con todos los informes sectoriales (ingeniería industrial -para la insonorización-, bomberos...) aprobados. La previsión de Herrera es abrir en el mes de mayo y ofrecer un servicio «europeo, de cervezas y comida», pero apoyado en la posibilidad de programar conciertos sobre los que tiene una idea clara. «Queremos hacerlo sin taquilla, ofrecer al público la oportunidad de disfrutar de la música en directo de todos los géneros, pero partiendo de que sean artistas con calidad», aclara.

UN CIRCUITO CRECIENTE. El Golden Garden (nombre previsto para el local) vendrá a sumarse a una oferta que crece y que ya cuenta con varios referentes en la capital burgalesa. La Rúa, por ejemplo, lleva más de 20 años haciendo una labor constante que, además, ha servido de plataforma de lanzamiento para infinidad de bandas locales.

De los escombros de la sala Estudio 27 surgió el colectivo Acción Musical Burgos, que empezó programando conciertos en Carmen 13 y que hace ya algunos meses está haciéndolo en Sohho. Están especializados en música rock y garage y mueven bandas de muy alta calidad poco conocidas en nuestro país. También han programado en La Casa de las Musas, otro local relativamente pequeño que trabaja la música en directo desde hace años con buenos resultados. Hay cosas que nunca sobran y hablan bien de la salud cultural de una ciudad. En este caso, Burgos.