scorecardresearch

Tomás González preside el Grupo de Trombocitopenia Inmune

A.G.
-

El hematólogo del HUBU es uno de los nombres de referencia en España en el abordaje de esta enfermedad poco frecuente

El hematólogo del HUBU es uno de los nombres de referencia en España en el abordaje de esta enfermedad poco frecuente - Foto: Patricia

La trombocitopenia inmune primaria es una enfermedad poco frecuente de la sangre. Las personas que la padecen tienen menos plaquetas de las que son habituales (son las células que participan en la formación de coágulos sanguíneos y en la reparación de vasos sanguíneos dañados) y esto les provoca sangrados, generalmente en la piel y en las mucosas (boca y genitales), que pueden ser muy graves e incluso causar la muerte si suceden en el sistema nervioso central. Frente a ella hay cada vez más arsenal terapéutico y, sobre todo más conocimiento. Y para incrementarlo existe el Grupo Español de Trombocitopenia Inmune, dentro de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia, conformado por 180 expertos y desde hace unas semanas, presidido por el hematólogo del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) Tomás González.

González, que lleva más de una década dedicado de forma especial a esta patología, se mostró muy orgulloso de poder trabajar para mejorar la calidad de vida de los pacientes e informó de que hay nuevos fármacos a punto de salir al mercado. "Estamos decididos a realizar ensayos clínicos propios sin depender de la industria farmacéutica", explicó el médico, que va a trabajar en la junta directiva con colegas de grandes hospitales como el Gregorio Marañón de Madrid y el Virgen del Rocío de Sevilla.

En Burgos hay algo más de un centenar de personas diagnosticadas aunque Tomás González precisa que no todas están en tratamiento activo ya que se trata de una patología que se desarrolla en brotes. "En esta situación tenemos alrededor de una veintena". La trombocitopenia inmune es una enfermedad autoinmune, es decir, que el descenso de plaquetas lo genera el propio organismo, que las destruye al confundir determinadas proteínas de la superficie plaquetar con diversos agentes infecciosos presentes en el medio ambiente.

"En niños a veces está asociada a infecciones por virus y de hecho desde que comenzó la pandemia se han visto casos que han debutado tras pasar el paciente la covid. En adultos no está tan relacionado y aunque el inicio es por el sangrado el diagnóstico es de exclusión, es decir, que hay que descartar que se pueda estar padeciendo otra patología como la leucemia, por ejemplo".

La incidencia de la trombocitopenia inmune es de entre uno y cinco casos por 100.000 habitantes por año y tiene una prevalencia entre 20 y 30 por 100.000. Además de en niños, suele aparecer en mujeres jóvenes en edad de procrear, por lo que Tomás González trabaja muy estrechamente con el servicio de Obstetricia y Ginecología del HUBU cuando aparece una embarazada con síntomas para que se pueda descartar, y en personas mayores de 70 años.

El hematólogo burgalés codirige, además, un título de experto universitario en esta enfermedad en la Universidad San Pablo CEU de Madrid. En este curso, dirigido a especialistas en Hematología, Biología, Inmunología, técnicos de investigación y farmacéuticos hospitalarios, se desarrolla un programa especialmente enfocado al diagnóstico y abordaje de la trombocitopenia inmune, a conocer sus dianas farmacológicas, los mecanismos de acción de los diferentes fármacos y sus resultados a la luz de la evidencia científica, así como las alternativas de tratamiento y manejo. Junto a González, coordina estos estudios Drew Provan, del hospital universitario Queen Mery de Londres. El profesorado proviene de prestigiosas universidades como Cambridge, Harvard y Whastington y de hospitales franceses, italianos y estadounidenses.