El Villa de Aranda acepta el desafío de competir en la Liga Asobal

Valentín García / Aranda
-
La Asamblea de socios del BMVIlla de Aranda aprobó ayer que el club se inscriba en Asobal. - Foto: Ángel Rodríguez

El club presentará esta mañana en la Federación Española la documentación que se le exige

La Asobal está más cerca que nuca de Aranda. O el BMVilla de Aranda más próximo a poder cumplir lo que durante una década se consideró una utopía. Participar en la máxima categoría del balonmano español puede ser una realidad en cuestión de días. El primer paso, el más importante, se dio ayer. En una Asamblea extraordinaria de socios, y no será la última en los próximos meses, se aprobó aceptar la vacante que ha dejado el San Antonio de Navarra para inscribir hoy mismo al conjunto ribereño.
El BMVilla de Aranda va a presentar esta mañana en la Federación Española de Balonmano la documentación preceptiva para poder inscribirse en la Liga Asobal. Es un trámite que no le garantiza la plaza porque todavía deberá realizar otros trámites que se le exigen y que posteriormente cumplan con lo que le exige, tanto el organismo federativo como la propia Asobal.
La decisión no se ha tomado con ligereza y se asume la carga de responsabilidad que conlleva formar parte de la élite. Con un lenguaje directo, Chomin, en calidad de portavoz de la Junta directiva, expresó su temor ante el reto que se asume: «Nos da vértigo y nos acojona dar este paso. Yo tengo la misma ilusión que cualquier aficionado pero tengo mucho vértigo ante esto. Tenemos que ser consecuentes con la decisión que adoptemos».
Algo más de un centenar de socios acudió a la llamada de los directivos. Fueron informados de todos los pasos a seguir y del aumento «en unos cien mil euros del presupuesto respecto a lo que habíamos planteado para División de Honor Plata. Pensamos que con el incremento de socios y las taquillas ante Barcelona y Atlético de Madrid al margen de un mayor apoyo empresarial será suficiente pero, tenemos mucho respeto».
El segundo paso a dar es reunir un plazo de diez días una cantidad de 25.000 euros para poder completar el aval que se le exige al club. Algún empresario ya mostró en la reunión su voluntad de apoyar además del respaldo que Caja de Burgos-Banca Cívica ha prestado en este trámite.

Ayuntamiento

Desde la Junta directiva se reiteró un discurso de austeridad económica. El ascenso a Asobal no va a suponer «ningún desliz en esta faceta».
Quedan tres jugadores por contratar y el perfil tampoco cambiará substancialmente. Bajo el mismo criterio, ningún sueldo superará el tope salarial que se ha fijado.
Una de las muchas reuniones que ayer mantuvieron directivos del BMVilla de Aranda fue con la Junta de Portavoces de las distintas agrupaciones políticas que hay en Aranda. La delegación del club salió satisfecha.
La alcaldesa de Aranda, Raquel González, expresó al término de la reunión que «el club tiene todo nuestro apoyo. En la situación actual no se puede cuantificar hasta dónde podríamos llegar si bien la voluntad y la petición es mantener el convenio actual».