Unamuno vuelve al paraninfo

SPC
-

Amenábar presenta en Salamanca su último trabajo, «un ejercicio de libertad preparado y documentado minuciosamente»

Alfonso Fernández Mañueco (2i) conversa con el actor Karra Elejalde, en presencia de Alejando Amenábar (2d), ayer enSalamanca. - Foto: David Arranz (Ical)

Salamanca se rindió ayer al director de cine Alejandro Amenábar y a la figura de Miguel de Unamuno que él recuerda en su último trabajo ‘Mientras dure la guerra’. El director presentó este trabajo en la Universidad de Salamanca y confió en que la película, que se estrenó ayer en el Teatro Liceo de la ciudad, «sea catárquica para la gente de este país». El director español aseguró que es un film sobre España, «cuyo cartel es una bandera del país», porque según Amenábar, «actúa como telón». Se trata de un «ejercicio de libertad» preparado y documentado «minuciosamente» y guiado por su conciencia, como explicó. Así, animó al público a ver el largometraje «para levantar ese telón y ver qué es lo que se encuentra».
El cineasta español señaló que este proyecto comenzó en el Paraninfo, sobre un momento «de tensión» que él mismo reconoció como «un momento sin más», pero que vio como «muy cinematográfico». Por eso, decidió investigar a fondo la figura de Miguel de Unamuno, con una dedicación «exhaustiva y minuciosa». Además, durante el análisis de la posición de Unamuno sobre la Guerra Civil y en paralelo el mundo militar, mientas se fraguaba el poder en España, con la figura de Franco, se dio cuenta de que «no solo es una película sobre el rector, sino sobre España». Y volver a la ciudad y estrenarla, dijo Amenábar, «es volver al anclaje, a Miguel», con el que se identificó para tratar un tema tan delicado como ese.
Se trata de una «vivencia de actualidad» con la idea de convivencia y respeto, que resuena «más que nunca» en el 2019. El cineasta bromeó con las coincidencias «asombrosas» que «carga el diablo». Así, dijo que «no es fácil desentrañar la historia». Por su parte, explicó que la imagen de Unamuno es la de «héroe», pero también ha querido reflejar la «fama de tratar bien y ser amoroso con los suyos» de Franco. Porque a su juicio, «quiso mostrar lo peor con tal de conseguir la España que quería».
Alfombra roja

Horas antes de la llegada de Alejandro Amenábar y el elenco de actores, los alrededores de la plaza del Teatro Liceo permanecían abarrotados de numerosos espectadores y curiosos que ansiaban ver el paso de los protagonistas sobre la alfombra roja, antes de acudir al preestreno. En la puerta del Teatro se instaló un photocall por donde fueron desfilando desde el director, productor y actores hasta las autoridades presentes como el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, el vicepresidente, Francisco Igea, o el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, entre otros. Entre aplausos y vítores, Salamanca recibía en su pasarela el preestreno de ‘Mientras dure la guerra’.