PP, Cs y Vox plantean 810.000 euros en ayudas de emergencia

ADRIÁN DEL CAMPO
-

La propuesta de la Junta de Gobierno Local se queda lejos de los 2,7 millones defendidos por el PSOE para hacer frente a los efectos COVID-19. Reserva 500.300 euros para asociaciones

La concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Aranda, Elia Salinero, en el centro de la imagen. - Foto: DB

El equipo de Gobierno de Aranda de Duero ha presentado una serie de medidas de emergencia para hacer frente a los efectos del coronavirus que ha presupuestado con 810.000 euros. La propuesta recoge ayudas a familias y personas por valor de 400.000 euros, a empresas y autónomos por 300.000 euros e iniciativas para la reactivación económica del municipio por 110.000 euros. En el mismo documento de medidas anticrisis se adjunta una partida de 500.300 euros para cubrir, a través de modificación presupuestaria y "con la mayor celeridad", las subvenciones nominativas para las ayudas a los colectivos para 2020. Sin embargo, esto no se puede ubicar en el apartado de ayudas extraordinarias por el coronavirus ya que se trata de las subvenciones que cada año el Ayuntamiento destina a las asociaciones, colectivos y clubes de la ciudad.

El documento fue llevado ayer a la Junta de Portavoces para que lo conocieran todos los grupos municipales, aunque no necesita de ningún apoyo de la oposición ya que ha sido ratificado en Junta de Gobierno Local y respaldado por los tres partidos que la conforman: las dos formaciones de cogobierno (PP y Ciudadanos) y Vox. Juntos suman once concejales y ostentan la mayoría absoluta en el pleno del Ayuntamiento de Aranda de Duero. A pesar de llegar con los votos asegurados, en el documento presentado por el equipo de Gobierno se insiste en que las medidas "se presentan abiertas a las modificaciones que se establezcan dentro del acuerdo que esperamos obtener con los sindicatos mayoritarios y la patronal. Del mismo modo, valoramos positivamente aquellas otras propuestas que se deriven por el resto formaciones políticas, sindicales, empresariales y sociales de la ciudad". 

A pesar de esa voluntad negociadora, las lista de iniciativas presentada por el equipo de Gobierno está muy lejos del plan de choque avanzado por el PSOE hace unos días. No tanto en las medidas a adoptar, que son muy similares, sino en la dotación presupuestaria con la que se van materializar. El principal grupo de la oposición en Aranda planteó unas ayudas de emergencia valoradas en 2,7 millones de euros, lo que se queda muy lejos de los 810.000 propuestos por PP, Cs y Vox.

Desde el equipo de Gobierno mantienen que las cantidades defendidas por los socialistas no se ajustaban a la realidad económica del Consistorio. PP, Cs y Vox, en su propio plan de emergencia, inciden en que "se ha pretendido avanzar con un planteamiento que no anule el margen de maniobra presupuestario que debe garantizarse para hacer frente a nuevas necesidades a lo largo del presente año". En el mismo borrador presentado ayer explican que las medidas de choque se financiarán con los remanentes de tesorería o con modificaciones presupuestarias.

Para contextualizar más las cifras de las medidas de emergencia planteadas por el equipo de Gobierno es necesario recordar que en 2019 Aranda contó con 1,5 millones de euros en remanentes y que para los presupuestos de este 2020, que finalmente se han paralizado, preveía 1,8 millones en inversiones.

En cuanto a las ayudas presentadas por PP, Ciudadanos y Vox para hacer frente a los efectos del COVID-19, estas se ubican en tres bloques. El primero va dirigido a familias y personas en situación de vulnerabilidad. Aquí se aplaza el cobro del IBI y el de los vados hasta final de año, se amplía el fondo para ayudas de urgente necesidad con 100.000 euros, se financia con 200.000 euros el reparto y compra de alimentos, con 60.000 las subvenciones al alquiler y con 40.000 las ayudas a familias con niños. El segundo bloque va a empresas y autónomos y contempla exenciones de los pagos de terrazas, de puestos del mercadillo, bonificaciones del IAE y del IBI, 120.000 euros para subvencionar el alquiler de locales, 100.000 para ayudas a autónomos... Por último, el tercer apartado se enfoca a la reactivación económica de la ciudad. Recoge el aplazamiento y no suspensión de ferias, primar a los licitadores locales, crear una bolsa de empleo, ofrecer asesoramiento, espacios de coworking... Todas estas ayudas serán complementarias con las ofrecidas por otras administraciones públicas.